Feminicidios en Tlalnepantla

3 octubre, 2018

El gobierno de la priista Denisse Ugalde Alegría, quedará marcado no solo por la corrupción y el enriquecimiento ilícito de la mayoría de sus funcionarios; también quedará marcado como una administración que propició un severo crecimiento de la delincuencia organizada, la cual generó un miedo y terror nunca antes visto en la localidad.

Los secuestros, desapariciones, asaltos con violencia a casas habitación, automovilistas y peatones, produjeron una psicosis general, a tal grado que la mayoría de los ciudadanos, decidieron no salir de sus casas después de las seis de la tarde.

Sin embargo, en los últimos meses, se han conocido noticias que debilitan al corazón, colapsan los sentimientos de la sociedad, y derrumban cualquier confianza ciudadana hacia los gobernantes en Tlalnepantla.

Todos hemos escuchado sobre los asesinatos de mujeres en la tierra que (des) gobierna Ugalde Alegría. En las colonias, pueblos, fraccionamientos, incluso residenciales, se sabe de una historia de horror referente a los feminicidios.

Aún no se conoce con exactitud cuántas víctimas se han contabilizado en Tlalnepantla, pero todo hace suponer, que las cifras desmayan a cualquiera, y que la Alerta de Género en este municipio, no ha funcionado absolutamente para nada.

El peor escenario no es el que se plantea, sino la deplorable actitud de la policía municipal, quien no tiene el mínimo conocimiento para poder salvaguardar la vida de las mujeres. El caso de Alejandro Villar del Mazo –comisario de Seguridad Pública-, debería de ser retomado por la LX Legislatura, como un ejemplo de lo que no debe de hacer un servidor público.

Villar del Mazo, no solo no vive en Tlalnepantla, sino que ni siquiera asiste a sus oficinas para al menos conocer el parte informativo. Esto puede ser comprensible, ya que el comisario tiene su casa en Toluca, y se le dificulta mucho trasladarse de un lado a otro, máxime si el traslado en carretera entorpece sus visitas al gimnasio.

Los feminicidios en Tlalnepantla, aumentan de manera considerable.

Mientras tanto, Denisse Ugalde Alegría, está más ocupada pensando en qué otra parte de Tlalnepantla, se puede presentar la Orquesta Sinfónica del Estado de México, que bajo el mando de Rodrigo Macías –novio de la alcaldesa-, busca mayores recursos económicos, como en aquellos tiempos en que la presidenta municipal era diputada federal, y llenaba el bolsillo de su prometido sin ningún problema con los fondos destinados para la cultura.

Así las cosas en Tlalnepantla.

¿Podrá el gobernador Alfredo del Mazo erradicar el feminicidio en este municipio?

El mandatario prometió combatir la violencia contra las mujeres.

Tal parece que ya se le olvidó.

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.