FES ACATLÁN. Académica, Difunde Ambicioso Proyecto contra la Obesidad, en Escuelas Públicas de Atizapán de Zaragoza.

29 agosto, 2010

La Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, ha comenzado el proyecto de investigación denominado Ambientes de Aprendizaje Obesogénicos”, el cual se enfoca en la educación para la nutrición. Dicho estudio, lo encabeza la maestra María del Rocío Ávila Santana, profesora de la licenciatura en Pedagogía.

El espacio obesogénico, es la interacción social donde se generan emociones y afectividad en relación con la comida, siendo las escuelas un claro ejemplo de este caso, que ha rebasado todas las expectativas médicas y culturales en el país, registrándose casos graves de salud, así como el rechazo ciudadano y laboral, a los que sufren de obesidad.

Para cumplir con este proceso de investigación, se evaluará el estado nutricional de alumnos de preescolar  y primaria, incluyendo datos sobre talla y peso, así como el rendimiento escolar de los estudiantes. A partir de este diagnóstico, se  plantean estrategias, donde los estudiantes son capaces de identificar y entender que no toda la comida es buena para su salud.

Este esquema de prevención contra la obesidad -por demás brillante y útil para todos los sectores que se abocan en combatir el problema del sobrepeso- inició en la FES Acatlán, gracias a la visión de la académica, María del Rocío Ávila Santana.

En este sentido, estudiantes de séptimo y octavo semestre de la carrera de Pedagogía, participan como educadores en las escuelas primarias “Gabriela Mistral”, “Revolución”, “Miguel Hidalgo y Costilla”, “Vicente Guerrero” y “Maestro Mexicano”, ubicadas en Atizapán de Zaragoza, estado de México.

Las pláticas informativas, realizadas por los universitarios conllevan a utilizar material didáctico como frutas de plástico, dibujos o juegos, para ilustrar las ventajas de consumir alimentos saludables.

De la misma forma, indican las consecuencias de consumir productos chatarra y refrescos de Cola –incluso se demostró que este tipo de bebidas, son tan dañinas que resultan ser buenos limpiadores de inodoros- lo que impactó en la manera de pensar de los pequeños.

Para María del Rocío Ávila Santana, el aspecto principal de esta labor es que se promueve un quehacer profesional y nace un nuevo campo de estudio ─que por lo menos en México no existe─ para los pedagogos. Así mismo, se trabaja para que la sociedad reconozca la labor profesional del pedagogo, quien cumple un papel muy importante en el manejo y diseño de estrategias de aprendizaje; y en este caso, de educación para la nutrición. (Con información de Alejandro Mercado Salas).




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.