FES ACATLÁN. El Investigador, Carlos Arce León, Apoyó a Chile, en Evaluaciones de Estructuras, después del Terremoto Ocurrido en Febrero.

6 mayo, 2010

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), del Gobierno Federal y la Dirección General de Cooperación Técnica y Científica, emitió solicitudes a varias instituciones, entre ellas a la UNAM, para participar en la tercera misión de expertos mexicanos que acudieron a Chile para realizar apoyo técnico, tras el terremoto que el pasado mes de febrero sacudió a ese país sudamericano.

En este sentido, el ingeniero Carlos Arce León, académico e investigador de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán

, apoyó en la inspección y evaluación de edificaciones y estructuras, específicamente de la comuna de Santiago, en la capital de Chile, por lo que con los resultados obtenidos, el gobierno chileno emprenderá acciones correspondientes en cada caso. “La tarea implicó mucha responsabilidad, era muy importante usar nuestros criterios y observaciones muy puntuales, ya que a partir de nuestros informes, podía desalojarse un edificio o no”, añadió.

El ingeniero, responsable del Departamento de Riesgos Naturales y Antropogénicos de la Unidad de Investigación Multidisciplinaria de Acatlán, calificó esta misión como una experiencia que enriquece en gran medida a las investigaciones realizadas en el área a su cargo. Además, señaló que la integración de grupos multidisciplinarios como las Universidades Autónomas de Colima, Michoacán, Guerrero y Yucatán, permitió conocer diferentes visiones de los eventos extraordinarios, como denominó a los terremotos.

Una de las grandes lecciones obtenidas, señaló el investigador, es que pese a que el movimiento telúrico en Chile, fue casi 32 veces más grande que el de 1985 en México, no presentó tantos daños y colapsos como los que en aquel entonces hubo en nuestra nación. “Lo que aprendimos es que hay muy buena ingeniería en Chile; en este país existe una cultura de los sismos, incluso hay un Código de Diseño sísmico sobre las edificaciones, resultado de experiencias muy recientes y de que han aprendido a convivir con los sismos”.

Arce León resaltó que la invitación a colaborar en esta misión, es una distinción para el y para la FES Acatlán: “Ahora mi deber es transmitirles mi experiencia a los alumnos de Acatlán, decirles cuál es la importancia de nuestro trabajo y el enorme compromiso que adquirimos con nuestra profesión, así como retomar muchas de las acciones que se implementan en Chile en materia de sismos, para beneficio de nuestra investigación y de la sociedad”.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.