FES CUAUTITLÁN. La Investigadora, Raquel Díaz López, Expuso sus Trabajos sobre Agentes de Contraste para Ecografía.

7 septiembre, 2010

La Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, presentó la novena edición de las Jornadas de Farmacia, con el tema Actualidades en el Campo Farmacéutico; exponiendo  innovaciones en el desarrollo, producción, evaluación y dispensación de los medicamentos demandados por  la sociedad actual.

La Directora del plantel universitario, Suemi Rodríguez Romo, dio la bienvenida a las instituciones participantes como Globe Chemicals, Gelcaps, Grupo Gylsa, ISP México, Kendle y Cervecería Modelo.

La ponencia inaugural, Formulación y Evaluación de Micro y Nanocápsulas como Agentes de Contraste para Ecografía, dio a conocer los resultados de investigación de Raquel Díaz López, doctora por la Universidad de París-XI; dicho trabajo forma parte de sus actividades posdoctorales en la Universidad Libre de Ámsterdam, en colaboración con la empresa Philips, la cual tiene un área de investigación en diagnóstico.

La destacada investigadora, señaló que la ecografía es una técnica de diagnóstico por ultrasonido, que tiene la ventaja de no ser invasiva, es poco costosa y con resultados inmediatos. Para mejorar su desempeño y aumentar la claridad de las imágenes que permite obtener, se emplean agentes de contraste. Sin embargo, esta técnica alcanza sus límites cuando se llega a pequeñas escalas, por ejemplo, es imposible ver un vaso menor que 200 micrómetros.

Para contrarrestar esta dificultad se ha propuesto una nueva estrategia, usar polímeros encapsulados en líquido fluorinado, para formar micro y nanocápsulas como medio de contraste. Sin embargo, era preciso constatar que dichas cápsulas no registraran toxicidad y conocer en cuánto tiempo se degradaban.

También era necesario modificar el espesor de la corona y tamaño de las cápsulas para diversos fines, entre ellos, que puedan ser inyectadas por vía intravenosa. Por otro lado, es  indispensable que los agentes de contraste sean furtivos, es decir, que no sean detectados por el organismo como agentes extraños y sean, por lo tanto, eliminados rápidamente.

Un objetivo extra radicaba en hacer que las cápsulas pudieran ser empleadas para tejidos específicos, la comunidad científica tiene especial interés por los tejidos tumorales. La investigación de doctorado de Díaz López, consistió en modificar la superficie de microcápsulas, de las cuales ya se sabía que tenían características furtivas, para que pudieran dirigirse a un tejido específico.

Se sabe que hay espacios libres entre las células de tumores, por lo tanto, se buscó ajustar las cápsulas a ese tamaño, ya que si son más grandes no podrían entrar. Luego se buscó hacer funcional la superficie, poner un anticuerpo o proteína cuya contraparte está en las células tumorales, las cuales tienen sobreexpresadas algunas proteínas; con esta estrategia las cápsulas permanecerán más tiempo en el tumor, lo que  permitirá una mejor visualización.

De esta manera, el primer paso fue hacer cápsulas furtivas, lo cual se consiguió con el polímero polietilen glicol, que en gel de partículas forma cadenas libres; las proteínas plasmáticas, encargadas de detectar cuerpos ajenos al organismo,  no se adhieren tan fácilmente a él. Para funcionalizar las cápsulas se eligió la biotina, la cual puede ligarse con las células tumorales.

En primer lugar se trabajó con microcápsulas, una vez comprobado su funcionamiento se fue a la escala nano; las formulaciones se probaron in vitro y posteriormente in vivo con ratones inmunodeprimidos que tenían células de cáncer de páncreas implantadas.

Asimismo, se buscó que las cápsulas  tuvieran propiedades hidrófilas, gracias a lo cual son menos reconocibles por las proteínas plasmáticas, que identifican con mayor facilidad a las moléculas hidrófobas. Esta condición la cumplieron los fosfolípidos PEGliados, con los que la actividad de la proteína plasmática C3 disminuye.

Se confirmó in vivo que hay señal desde el tumor, aunque aún resta mejorar la formulación para que las imágenes resultantes tengan la claridad acostumbrada de una ecografía. Sin embargo, el trabajo abre nuevas perspectivas; falta investigar la vida media plasmática de las cápsulas, y buscar agentes de contraste que no sólo identifiquen, sino que también puedan tratar, es decir, liberar el principio activo, con lo que se tendría un nuevo concepto de medicamento que diagnostica y trata al mismo tiempo.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Me encantó leer el artículo y las opiniones de todos. Suerte, nos vemos