Fractura y división de MORENA en el Congreso del Estado de México

8 marzo, 2019

La ambición de poder y la incansable lucha por acaparar los reflectores, han llevado a MORENA a resquebrajarse en la LX Legislatura del Estado de México, donde han desaprovechado la oportunidad de ser mayoría, y ahora se han convertido en un partido que no tiene ni pies ni cabeza.

La renuncia de Claudia González Cerón como diputada de MORENA, evidenció la confrontación entre Maurilio Hernández González y Azucena Cisneros Coss. Estos personajes, quisieron armar su propio equipo, pero lo que en realidad hicieron, fue desgastar a sus mismos legisladores, quienes por decirlo de manera amable, “están hasta la madre” del protagonismo político de sus “líderes”.

¿Quién es el único beneficiado del desgaste de MORENA en el Congreso mexiquense? Por supuesto que el gobernador Alfredo del Mazo, quien al parecer, está siendo mejor operador político que Maurilio y Azucena. El primo de Enrique Peña Nieto, no necesita a estos dos rufianes, para poder armar su propia agenda.

Incluso se comenta que Del Mazo tiene acceso directo al presidente Andrés Manuel López Obrador, sin que tenga que platicar antes con Delfina Gómez Álvarez, Maurilio Hernández o Azucena Cisneros. El mandatario estatal gobierna su entidad como si la mayoría del Congreso fuera priista, y no morenista.

A partir de estos momentos, podemos asegurar que Delfina, Maurilio y Azucena, están preparando el camino para que en 2021, el PRI regrese al poder en el Estado de México. Cosa curiosa, a estos tres personajes, se les vincula más con el Revolucionario Institucional, que con el movimiento encabezado por López Obrador.

MORENA se fractura en la Legislatura del Estado de México.

Los culpables ya sabemos quiénes son.

Editorial




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.