Guerrero: acciones y menos discursos

1 octubre 2014

El estado de Guerrero vive momentos catastróficos; su gente que siempre se ha distinguido por su carácter alegre, hospitalario y amistoso, hoy tiene un rostro desencajado, preocupado, lleno de miedo.

Guerrero_ViolenciaNo es para menos, la violencia les ha quitado casi todo.

Y para aumentar la tensión, los gobiernos federal y estatal, sólo se echan la bolita, pero ni uno de los dos toma al toro por los cuernos y comienza con una estrategia de seguridad altamente eficiente.

En declaraciones realizadas ayer, el presidente de la República, dejó en claro que su gobierno “no puede sustituir las responsabilidades que tienen los gobiernos estatales”, lo cual refleja un total enojo o enfado del mandatario por la situación en esa entidad.

Horas después, el gobernador Ángel Aguirre Rivero, respondió a Peña Nieto justificando que la violencia desatada en Guerrero, es producto de los pocos policías que existen en ese estado, por lo que pidió la presencia de la gendarmería.

Mientras tanto, ¿quién puede proteger a la población de esa bella región?

Más acciones y menos palabras; más trabajo y menos discursos.

Guerrero merece vivir en paz y armonía.

Si se recupera la tranquilidad, miles de familias podrán volver a sonreír, ya que sus empleos –sobre todo en el rubro turístico- estarán asegurados. Es necesaria la coordinación de todas las fuerzas políticas para que la oscuridad se vaya y de paso a una luz resplandeciente.

Si los gobernantes no pueden ofrecer seguridad, entonces que se hagan a un lado.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.