Imprescindible, Globalizar el Entorno de la Mujer / Por Magaly K. Cervantes Garnica.

8 marzo 2010

Pese a cualquier disertación ideológica, el motivo principal de que exista un Día Internacional de la Mujer, es porque a lo largo de la historia, el sector femenino no ha sido reconocido en los diferentes roles desempeñados.

Sin importar la época o el país; el problema de raíz es la devaluación social que existe para con ellas. El reto que enfrentamos las mujeres, es el de asumir nuestras funciones de una manera honesta y responsable; hoy más que nunca debemos estar conscientes de que como humanidad enfrentamos retos importantes para lograr subsistir.

Al mencionar la palabra responsabilidad, conlleva a borrar de la memoria el paradigma de reconocimiento es igual a poder. Día con día, la mujer ha demostrado tener la capacidad de enfrentar todo tipo de situaciones, eso lo saben de sobra hombres y mujeres. Ahora es necesario avanzar a otro nivel, en donde el reconocimiento se traduzca en hechos tangibles como igualdad de oportunidades, alto a la violencia física y psicológica.

En este sentido, también es imprescindible globalizar nuestro entorno; las mujeres no son los temas de belleza, ni los desfiles de moda, mucho menos la televisión de espectáculos; el concepto total de la nueva generación también contempla el fortalecer el debate de los derechos humanos, ahondar en las nuevas herramientas tecnológicas de comunicación social, establecer acuerdos y principios para que la ecología sea tratada como una forma de vida, no como un discurso político.

De tal manera, el Día Internacional de la Mujer, queda sin efecto emotivo por no cuadrar con los estándares de capacidad intelectual, liderazgo empresarial y de alternativas con proyección social. Este día, queda como referente de que si se trata de hacer un homenaje a la mujer, empecemos por hacer todo lo necesario para que se acaben las historias de que en el sureste del país, aún intercambian a las niñas por comida o ganado. Estamos en pleno siglo XXI y seguimos con estas situaciones.

En conclusión, tanto hombres como mujeres, tenemos muchas tareas pendientes, pero la más importante es encontrar el equilibrio entre ser parte de un nuevo desarrollo o aferrarnos a vivir la mediocre idea de que si no avanza el gobierno, no avanza la ciudadanía.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.