Impulsando los valores en Tlalnepantla

21 Julio 2016

 

Graciela Soto Hernández y la alcaldesa de Tlalnepantla, durante un foro para la prevención de la violencia
Graciela Soto Hernández y la alcaldesa de Tlalnepantla, durante un foro para la prevención de la violencia

A lo largo de estos siete meses de gestión gubernamental, Tlalnepantla ha cambiado de manera importante en todos los rubros. Las diversas iniciativas y propuestas, que los ediles hemos discutido y aprobado en el Salón de Cabildos, han generado beneficios para los ciudadanos del municipio, en especial para las comunidades con mayor rezago y para los grupos vulnerables.

En lo particular, puedo sentirme satisfecha y orgullosa de pertenecer a un Ayuntamiento inteligente, visionario, trabajador, emprendedor. El hecho de que no coincidamos en algunos puntos o que mantengamos una posición partidista opositora, no ha sido causa de división o confrontación, sino todo lo contrario.

Lejos de generar conflictos internos, la regiduría que yo encabezo, siempre ha estado dispuesta al diálogo, al debate respetuoso, a intercambiar puntos de vista, a ser un pilar más en la edificación de acuerdos, no un obstáculo para el entendimiento y la gobernabilidad.

De esta forma, a partir de que contamos con un perfil propositivo, nos hemos dado a la tarea de fortalecer la participación ciudadana en todos los aspectos. Hago un paréntesis para reconocer en la alcaldesa de Tlalnepantla, esa iniciativa de estar en contacto permanente con los vecinos, lo cual es una muestra clara de que solo escuchando las demandas ciudadanas, es como se enriquece el vínculo entre el gobierno y la comunidad.

En las giras de trabajo, realizadas por el Ayuntamiento y la regiduría, ha sido una petición constante el darle mayor consideración a tres demandas primordiales: seguridad, servicios públicos y atención ciudadana.

A partir de estos reclamos, y como Presidenta de la Comisión de Prevención de la Violencia y la Delincuencia, y como Secretaria de la Comisión de la Cultura de la Paz, es como trabajo arduamente en un proyecto que seguramente coadyuvará para que las generaciones actuales y futuras, puedan vivir en un entorno de paz y armonía.

Hoy más que nunca, es indispensable que la prevención de la violencia y la cultura de la paz, se fortalezca en los hogares y en las escuelas; no podemos perfilar a un buen ciudadano, cuando en su hogar hay violencia y adicciones. Tampoco podemos exigir buenos estudiantes, si los alumnos asisten a los colegios con miedo y terror de sufrir maltratos y humillaciones.

Está claro que alguien debe de alzar la voz para que la civilidad, la amistad, y el entendimiento, sean los pilares fundamentales en los hogares y en las escuelas. Esto no es un discurso vacío, es una forma de tratar de ver a un mundo con más amor y respeto a sus semejantes.

Tengo la plena seguridad de que la presidenta Denisse Ugalde Alegría, y todos mis compañeros síndicos y regidores de Tlalnepantla, están en el mismo tenor de ofrecer paz y seguridad a cada familia del municipio. Las mujeres, hombres, jóvenes, adolescentes, niños, y personas de la tercera edad, todos confían plenamente en la responsabilidad gubernamental y en la honestidad de cada funcionario público.

No podemos fallar.

Empecemos con erradicar del municipio, cualquier forma de racismo, intolerancia y agresión verbal o física. Si todos nos unimos en un mismo plan, estoy segura de que el día de mañana podremos sonreír y sentirnos satisfechos de haber contribuido con nuestro granito de arena en la construcción de un México y un Estado de México más justo y emprendedor.

Por Graciela Soto Hernández.

*La articulista es titular de la Décimo Quinta Regiduría del Ayuntamiento de Tlalnepantla 2016-2018. Es Maestra en Derecho Proceso Penal con Especialidad en Juicios Orales. Es miembro del Partido Encuentro Social (PES).




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.