Insuficiente, la renuncia de David Korenfeld Federman a la CONAGUA

9 abril 2015

David_KorenfeldLa renuncia del titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), tiene que verse como una salida muy rápida del gobierno federal ante la infinidad de escándalos de corrupción y enriquecimiento ilícito que han desbaratado la confianza de la ciudadanía hacia el presidente de la República.

En gran momento le llegó a Enrique Peña Nieto el problema de David Korenfeld, porque así puso como noticia principal el despido del funcionario federal, dejando atrás los señalamientos en contra de su esposa Angélica Rivera, la cual había desplazado a Korenfeld como tema central en las redes sociales y en los portales informativos. ( Angélica Rivera, feliz en Beverly Hills)

Ahora habrá que preguntarse si con la renuncia de Korenfeld, el gobierno de Enrique Peña Nieto pretende enderezar el camino, o solo lo hizo para taparle el ojo al macho.

Si el mandatario quiere recomponer su gobierno, entonces que despida de entrada a Rosario Robles Berlanga y a Jesús Murillo Karam, quienes hicieron de la Secretaría de Desarrollo Social y de la Procuraduría General de la República, una auténtica mina de oro, donde todos se volvieron millonarios de la noche a la mañana.

Murillo Karam ya no está en la PGR, pero aún siendo actualmente titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), su labor ha dejado mucho que desear, mostrando una total incapacidad para trabajar en cualquier área de gobierno.

De Rosario Robles Berlanga, solo basta decir que es una ratera de primer nivel. ( Rosario Robles: la corrupta mayor)

Entonces, considerando que la renuncia de David Korenfeld de la CONAGUA, tiene que ver con su mal comportamiento y sus excesos de poder, ¿por qué no empezar con quienes han realizado peores cosas dentro de las oficinas gubernamentales?

Es un momento propicio para que Peña Nieto comience a generar confianza, no incertidumbre.

Si el Ejecutivo Federal, no puede actuar en contra de su esposa, al menos que quite a los políticos que están dejando en la ruina a todo México.

¿Quiere el presidente que volvamos a creer en él? Pues que empiecen los despidos masivos.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.