INTERNACIONAL. Egipto: Los Derechos Humanos Deben de ser Prioridad en este Momento Crítico.

10 febrero, 2011

Amnistía Internacional ha instado a las autoridades de Egipto a poner fin a los 30 años de un estado de emergencia represivo, y a permitir a que sean los ciudadanos egipcios  quienes participen en la construcción del futuro del país. La organización pide poner freno al ilimitado y radical poder de las fuerzas de seguridad, a la liberación de los presos de conciencia y a  garantizar medidas preventivas en contra de la tortura,  en un nuevo plan de acción de derechos humanos dirigido a las autoridades del país.

“Los egipcios han sufrido un estado de emergencia por tres décadas, las decisiones tomadas en este momento trascendental serán cruciales para Egipto y para la región. Quienes ahora ostentan el poder deberían ver el activismo en las calles de El Cairo y otras ciudades no como una amenaza, sino como una oportunidad de remitir los abusos sistemáticos del pasado al libro de la historia. La transición política debe involucrar a las personas e impulsar el respeto a los derechos humanos” dijo Claudio Cordone,  Director Adjunto de Amnistía Internacional.

Este llamamiento tiene lugar en un tiempo en el que el descontento y la incertidumbre política continúan haciendo mella en Egipto, mientras que los manifestantes opositores al régimen se congregan en la Plaza Tahrir de El Cairo exigiendo el respeto a los derechos humanos y reformas políticas. El estado de emergencia que los egipcios se han visto obligados a soportar, desde que el presidente Hosni Mubarak llegó al poder en 1981,  ha conducido a  extensas y generalizadas violaciones de derechos humanos.

La Agenda del Cambio  por los Derechos Humanos de Amnistía Internacional urge a las autoridades egipcias que tomen acciones concretas como parte de la transición política.  Reflejando así antiguas exigencias hechas por la sociedad civil egipcia. Los pasos concretos que las autoridades deben de tomar incluyen:

  • El estado de emergencia debe ser levantado de forma inmediata, los arrestos arbitrarios deben detenerse  y  el paradero de los detenidos debe revelarse.
  • Las autoridades deben condenar públicamente la tortura y tomar acciones rápidas para erradicarla. Las acusaciones de de tortura deben de ser investigadas, y los perpetradores llevados a la justicia y a fin de buscar medidas para reparar los daños a las víctimas.
  • Las autoridades deben de ordenar investigaciones independientes en todos los casos, donde se reportó que las fuerzas de seguridad hicieron uso de fuerza excesiva.
  • Los egipcios deber tener el derecho de hablar y actuar libremente. Las autoridades no deben de criminalizar el pacífico ejercicio de los derechos de libertad de expresión, asociación y reunión.
  • El sistema judicial egipcio debe ser reformado para garantizar su independencia del gobierno, y sea capaz de vigilar el comportamiento de las fuerzas de seguridad
  • Las demandas que subyacen en las protestas actuales deben tratarse con urgencia para poner fin a la discriminación en contra de las mujeres y  las minorías, y para asegurar adecuado nivel de vida para la totalidad de la población.

*COMUNICADO ÍNTEGRO DE LA OFICINA DE AMNISTÍA INTERNACIONAL EN MÉXICO.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.