Inyección “Anti_México”, para no quedar embarazadas

20 octubre 2015
The lonely girl
The lonely girl

Las circunstancias que viven miles de centroamericanas al llegar a suelo mexicano, son atroces e indignantes. Mujeres con sus bebés en brazos, niñas, jóvenes, todas sufren algún tipo de vejación por parte de los “coyotes”, policías municipales o los mismos militares.

Los abusos sexuales están a la orden del día; el infierno podría ser más tolerable para las infortunadas. Está claro que si hay un lugar donde no existe Dios es en la frontera de Chiapas.

El portal BBC, documenta en un extenso reportaje el vivir –si es que se le puede llamar así-, de las mujeres provenientes de Guatemala, El Salvador y Honduras principalmente, que en su búsqueda de llegar a Estados Unidos lo arriesgan todo.

Ellas ya tienen previsto el martirio sexual que sufrirán, y ante esa monstruosidad, ellas ya toman un anticonceptivo de largo efecto. Este medicamento no tiene un nombre científico, pero ya las mujeres lo conocen como la inyección “Anti_México”.

Según el medio sudamericano, cada año arriban a la zona chiapaneca alrededor de 45 mil mujeres y el 75 por ciento de ellas son violadas decenas de veces; para no quedar embarazadas utilizan el anticonceptivo antes mencionado.

La Red Mesoamericana Mujer, Salud y Migración ubicó al corredor Huehuetenango-Comitán, como la parte más terrible para las centroamericanas. En ese lugar, el delirio, la locura, el espanto, la muerte y el abismo, son los laberintos que tienen que superar las mujeres para seguir con vida.

El reportaje pone en entredicho el discurso de Miguel Ángel Osorio Chong en el sentido de que nuestro país hace valer el respeto a los derechos humanos de los inmigrantes que llegan a la frontera sur.

Cabe subrayar que el tema de los Derechos Humanos en México ha sido debatido en el Congreso de los Estados Unidos, en la Unión Europea, en la Organización de las Naciones Unidas, y en organismos internacionales, dejando al gobierno de Enrique Peña Nieto como un ente que va en contra de la paz y el progreso de la sociedad.

El sufrimiento de las mujeres centroamericanas seguramente no tendrá fin mientras siga existiendo la negligencia del secretario de Gobernación. La figura de Osorio Chong está marcada por Ayotzinapa y por la fuga del Chapo Guzmán.

Otra raya al tigre no es el problema; lo que sí es un dilema, es por qué sigue al frente de la Secretaría de Gobernación, un político que de capacidad no tiene nada y de negligente tiene mucho.

Los abusos sexuales hacia miles de mujeres centroamericanas, es la humillación más grande para la humanidad.

Pero para que esto lo entienda Osorio Chong, está difícil.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.