Javier Duarte de Ochoa, desvió recursos en 2012

31 marzo, 2014

*El estado de Veracruz, no ejerció más de 5 mil millones de pesos.

Javier_Duarte_de_OchoaLa Auditoría Superior de la Federación (ASF), señaló en un informe, que las entidades federativas rebasaron todos los límites en cuanto al desvío de recursos en el año 2012, precisamente en el periodo de elecciones presidenciales en el país.

El influyente diario Reforma, difunde el día de hoy, las irregularidades alcanzan los 40 mil 582 millones de pesos. En este rubro, aún falta que los estados comprueben otros 23 mil 524 millones de pesos que corresponden principalmente a recursos transferidos a fondos o programas.

Los programas federales para educación (FAEB) y salud (FASSA), incluyendo las transferencias para el Seguro Popular, fueron los más afectados. Sin embargo, dentro de todos los estados, es Veracruz fue el que se despachó con la cuchara grande.

La entidad gobernada por el descalificado, Javier Duarte de Ochoa, desvió la quinta parte de sus recursos, haciendo mal manejo de 7 mil 740 millones. Gracias a la intervención de la ASF ya se habían devuelto 5 mil 23 millones durante las auditorías; aún faltan 2 mil 719 millones.

Reforma, señala que en las cuentas bancarias de Veracruz, estaban sin ejercer 5 mil 445 millones; con esto, Duarte de Ochoa, tuvo irregularidades por 13 mil 187 millones. Estas observaciones, se suman a una serie de malos manejos del gobernador.

Antes de los comicios presidenciales de 2012, el priismo en Veracruz, ya había sufrido un quebranto importante en la simpatía de la comunidad jarocha, por lo que tuvo que planear situaciones emergentes ante el avance de la oposición en dicha entidad.

A pesar de que los resultados electorales favorecieron a Enrique Peña Nieto en ese estado, mucho de lo obtenido, se debió a la irracional compra de votos, al chantaje político, y a la presión de los funcionarios hacia las comunidades, entre otras situaciones.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.