Jorge Carvallo Delfín, y la breve historia de los medicamentos adulterados en Veracruz

19 Enero 2017

jorge_carvallo_delfín

La irresponsabilidad política y la negligencia gubernamental de Javier Duarte de Ochoa, no tuvo límites en Veracruz. No solo enriqueció ilícitamente a familiares y amigos, sino que también, permitió que todos los integrantes de su gabinete se despacharan con la cuchara grande en cada dependencia.

La corrupción que alentó el ex gobernador de Veracruz, fue conocida por todo el mundo; su caso traspasó tanto las fronteras, que hoy día, la Interpol lo busca en cada rincón del planeta, y su captura se dará en cualquier momento, y no porque la policía mexicana sea realmente eficaz e inteligente, sino porque la aprehensión de Duarte servirá para darle un respiro a la extinta presidencia de Enrique Peña Nieto.

Pero Javier Duarte ya ha visualizado todo su oscuro futuro, y como si pierde él pierden todos, ha empezado a desenmascarar a todos aquellos servidores públicos que hicieron del gobierno de Veracruz, la plataforma más fácil para convertirse en multimillonarios.

Este es el caso de Jorge Alejandro Carvallo Delfín, que de ser un consejero estudiantil de la FES Acatlán, pasó a ser uno de los personajes más temidos y respetados desde la época de Fidel Herrera Beltrán, quien lo sacó del entonces Instituto Federal Electoral, para convertirlo en su mano derecha e izquierda.

Nada pasaba sin la aprobación de Carvallo Delfín.

El poder que acumuló el ahora diputado federal por Veracruz, fue tan impresionante, que fue de los pocos que tuvieron continuidad con la llegada de Javier Duarte de Ochoa a la gubernatura, y ese espacio no lo desaprovechó un solo minuto, pues fue su secretario particular y Secretario de Desarrollo Social.

Esta breve sinopsis de Jorge Carvallo, viene a colación por las recientes acusaciones en su contra: el nuevo mandatario estatal, lo acusa de crear tres empresas fantasmas para cobrar más de 100 millones de pesos en seis años.

Estas empresas, facturaron lo que hoy tiene a todo México indignado: medicamento clonado o apócrifo, en especial quimioterapias, que fue suministrado a los niños con cáncer en Veracruz.

Los medicamentos clonados durante los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, eran un tema amplio entre la ciudadanía. Sin embargo, las amenazas de muerte para quien denunciaran esos hechos, pesaban más que la misma angustia de los afectados.

Un nombre resulta fundamental para esclarecer todo este asunto: Andrés Beceiro Delfín, primo hermano de Jorge Carvallo Delfín, y “dueño” de la empresa Especialidades Médicas del Sureste. Según fuentes locales, Beceiro fue el que suministró todas las medicinas al Centro Estatal de Cancerología (Cecan), y a la Secretaría de Salud estatal.

Cabe destacar que también salen a relucir los nombres de Ricardo Sandoval Aguilar y Martín Montiel, quienes controlaban la compra de medicamentos en la Secretaría de Salud; a ellos hay que sumarle a Francisco Silva Sánchez, quien fue jefe de adquisiciones del Cecan.

La gente de Veracruz se muestra extrañada del por qué hasta ahora se empezó con la investigación de los medicamentos clonados o apócrifos, ya que todos conocían este delito, sobre todo porque Jorge Carvallo Delfín, tenía (tiene) sus oficinas centrales de dichas empresas en la Avenida Arco Vial, donde hay helipuerto.

En pocas palabras, tuvo que llegar Miguel Ángel Yunes Linares a destapar la cloaca maloliente de los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, para que todo mundo se diera cuenta de cómo se manejaban miles de millones de pesos sin que nadie dijera nada.

Es importante puntualizar que Héctor Karim Carvallo Delfín –hermano de Jorge-, también dejó un legado de profunda corrupción como alcalde de Cuautitlán Izcalli. De hecho, es el momento en que la actual administración, no se recupera del colapso económico que heredó del ex alcalde.

En este sentido, vuelve a aparecer la figura de Francisco Silva Sánchez, quien llegó de Veracruz para trabajar con Karim en el Organismo Operador de Agua (OPERAGUA), y después fungir como presidente del PRI en Cuautitlán Izcalli.

Hoy día, Karim Carvallo está protegido por el Secretario General de Gobierno del Estado de México, José Manzur Quiroga, quien lo designó como titular de la Dirección de Desarrollo Metropolitano, a pesar de las acusaciones de corrupción y abuso de poder que pesan sobre él.

Por su parte, Jorge Carvallo, es actual diputado federal y cuenta con fuero, y también ya ha negado cualquier participación en el escándalo de los medicamentos clonados; pero todo parece indicar que César Camacho Quiroz le exigirá separarse del cargo, para que las autoridades judiciales lo investiguen y lleguen hasta las últimas consecuencias.

Esto es solo un tema de la corrupción de Javier Duarte de Ochoa.

Si se juntaran todos los casos, Veracruz tendría que desaparecer.

Hoy Peña Nieto tiene la oportunidad de reivindicarse.

¿Cómo lo logrará? Aplicando todo el peso de la ley en Veracruz.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.