Juan Manuel Santos, el falso mesías de la paz

7 octubre 2016

juan_manuel_santos_premio_nobel_de_la_paz

El presidente de Colombia se ganó la lotería, comprando el único boleto que quedaba en la tienda de la suerte. Esto solo le pasa a quienes tienen pacto con el diablo o que nacieron con la estrella de la fortuna, a pesar de su poca inteligencia y capacidad, como es el caso del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

La suerte ha acompañado al presidente sudamericano en estos últimos años, y prueba de ello, es el anuncio que se hizo el día de hoy, donde Juan Manuel Santos es el ganador del Premio Nobel de la Paz 2016.

¿Qué hizo para ganar el Premio Nobel de la Paz el presidente de Colombia? ¿Fracasar en su intento de que la ciudadanía confiara en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)? ¿Acaso fue su nula capacidad política para enfrentar a un grupo cien por ciento terrorista?

Más aún, ¿cómo fue que se dejó sobornar o influenciar el Comité del Premio Nobel de la Paz para entregarle dicha distinción a un político que paradójicamente no ha logrado la paz ni en su propio territorio?

En todo caso, hubieran otorgado el Premio Nobel de la Paz a las FARC, que al final de cuentas, fueron los que permitieron el crecimiento político de Juan Manuel Santos. En caso contrario, si las FARC hubieran querido, habrían agudizado más la guerra en Colombia, tirando por completo el reinado del falso mesías de la paz.

Hoy el Comité del Premio Nobel de la Paz perdió total credibilidad.

Cuando hablamos de paz, necesariamente se nos vienen a la mente figuras de gran trascendencia mundial que ganaron la batalla contra el odio, racismo, desigualdad, intolerancia, pobreza, exclusión.

Juan Manuel Santos, simple y sencillamente no puede estar al nivel de Mahatma Gandhi (India), Martin Luther King (Estados Unidos), Madre Teresa de Calcuta (India), Alfonso García Robles (México), Nelson Mandela (Sudáfrica), Shimon Peres (Israel), y Malala Yousafzai (Pakistán).

El presidente de Colombia es un embustero.

La paz no es un discurso; es acción y determinación.

El Premio Nobel de la Paz se equivocó, y esto jamás se olvidará.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.