La boda de Isis Ávila Muñoz (…o el casi destape del gobernador Eruviel)

17 junio 2015

Isis_Ávila

La boda de la presidenta honoraria del Sistema Estatal DIF del Estado de México, llevada a cabo el pasado fin de semana, sirvió para que el gobernador mexiquense comenzara a mover sus piezas y visualizara su tan ansiado destape como candidato presidencial para el año 2018.

No queremos decir que la boda de Isis Ávila Muñoz, haya sido un pretexto de Eruviel, para mostrar a los meros meros que él también puede juntar en un evento muy íntimo, a Luis Videgaray Caso, Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Nuño, Luis Enrique Miranda Nava y a Manlio Fabio Beltrones.

No hay que ser tan mal pensados.

Pero es que con eso de que ahora ya empiezan los destapes sin cuidar las formas, pues ya hasta creemos que todo está fríamente calculado, y pareciera ser que el mandatario estatal, desea aplicar la misma estrategia que usó para ser postulado como candidato al gobierno mexiquense, años atrás.

Recordemos que Ávila Villegas, en aquellos tiempos, casi le exigió al entonces gobernador Enrique Peña Nieto, que lo eligiera como el aspirante priista a dirigir los destinos del Estado de México…o de lo contrario, se iba a otro partido (PRD).

Eruviel presionó de tal forma a Peña Nieto, que este no tuvo ninguna misericordia y sacrificó políticamente a su casi hermano, Alfredo del Mazo Maza, lo cual trajo un enorme distanciamiento con el llamado Grupo Atlacomulco, que según las malas lenguas, aún prevalece.

Regresando a la boda de Isis Ávila Muñoz, podemos concluir que según la fotografía oficial, los novios se ven totalmente felices y radiantes; sin embargo, habría que preguntarle a Eruviel si él también es feliz por ese momento o se le amargó todo al saber que ninguno de los pesos pesados le ofreció algún respaldo para su proyecto presidencial, sino que simplemente acudieron para no ser groseros.

Así las cosas en la muy adelantada época electoral para 2018.

Todos pensábamos que era Margarita Zavala la que había madrugado políticamente.

Pero no, fue Eruviel quien días antes quiso fallidamente ocupar los reflectores.

¿Podrá Ávila Villegas reestructurar su estrategia política presidencial o ya se le cebó todo?

Estos motores ya se están calentando mucho…y eso que faltan tres años para el 2018.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz