La corrupción invade a la administración de Denisse Ugalde Alegría

16 octubre, 2018
El director de Desarrollo Social con Denisse Ugalde

El discurso que la alcaldesa de Tlalnepantla difundió, respecto al combate a la corrupción gubernamental, queda como un mensaje falso y lleno de contradicciones, luego de que se publicaran las malas prácticas que hacen sus principales colaboradores, sin que nadie les diga nada.

El periodista Mauricio Martínez, director de ContinuamosMx, expone toda una gama de intereses personales al interior de la Dirección de Desarrollo Social, que por esencia, debería mantener un perfil de pulcritud, rectitud y honestidad, toda vez que dicha área “atiende” las necesidades más apremiantes de la comunidad.

De esta manera, Continuamos destaca que Juan Carlos Pérez Saavedra –director de Desarrollo Social-, no solo gana 100 mil pesos mensuales (que es una ofensa para la ciudadanía), sino que además, permite que Mónica Santiago Cruz, tenga a sus papás en la nómina de dicha área.

Santiago Cruz, es el enlace administrativo en Desarrollo Social, y tiene un salario de 22 mil pesos mensuales; pero esta situación es lo de menos, cuando se sabe que su papá Eduardo Eligio Santiago Mena, cuenta con 10 mil pesos mensuales.

Esta persona, funge (finge), como Jefe de Unidad A, con número de empleado 121730, el cual fue dado de alta el 16 de septiembre de 2017. En tanto, Gloria Cruz Maldonado –mamá de la enlace administrativo-, también tiene un sueldo de 10 mil pesos mensuales, como Jefa de Unidad A, con número de empleado 121832.

De hecho, se indica que entre Saavedra y Santiago Cruz, hay una relación íntima.

Este episodio vergonzoso, marca literalmente lo que representa el gobierno de Denisse Ugalde Alegría: corrupción, abuso de poder, negligencia gubernamental, conflicto de intereses, y un total cinismo en la manera de ejercer los recursos económicos, los cuales deberían de ser utilizados para la gente más necesitada.

Por este hecho, Juan Carlos Pérez Saavedra y Mónica Santiago Cruz, deben de ser separados de sus cargos, y la Controlaría Municipal, tiene que abrir un expediente sobre esta situación, para que se lleven a cabo las sanciones correspondientes.

La corrupción está de extremo a extremo en el Ayuntamiento de Tlalnepantla.

Denisse Ugalde Alegría, finaliza teniendo una administración indeseable.

Política y Estilo




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.