La derrota de la Iglesia Católica

12 febrero, 2013

El día de ayer, la Iglesia Católica, vivió uno de los días más difíciles de su historia: el Papa Benedicto XVI, su máximo representante religioso, el líder del Estado Vaticano y el que debería de ser su baluarte en tiempos de crisis, renunció a su Pontificado, develando al mismo tiempo, cuán frágil puede ser, a quien ellos consideran el ‘Vicario de Cristo’.

Sin embargo, este podría ser el lado más ‘light’, si es que consideramos que Benedicto XVI, nada pudo hacer sobre los graves episodios de los curas pederastas, acusados de miles de violaciones sexuales en contra de niños y jóvenes. Si fuera poco esto, el Papa tuvo que enfrentar una verdadera guerra de intereses al interior del Vaticano, incluyendo por supuesto, las traiciones.

Nada queda del legado que dejó Juan Pablo II, quien por su carisma y liderazgo, se convirtió en un verdadero guía mundial de su doctrina y un auténtico personaje que dejó huella imborrable en el Siglo XX. Karol Wojtyla, nunca renunció, a pesar de que su salud era totalmente precaria en sus últimos días de vida.

El entorno actual de la Iglesia Católica, es muy complejo: siguen siendo la religión que más fieles tiene, pero la incesante fuerza de otras denominaciones evangélicas y musulmanas, han generado más creyentes para este lado. Pero si de algo tiene que preocuparse el Vaticano, es la falta de sensibilidad de sus curas, quienes cada vez son más ricos y poderosos.

La Iglesia Católica, ha dejado de ser una institución confiable, y este sí que es un problema.

¿Una derrota para los católicos la renuncia de Benedicto XVI? Por supuesto.

(EDITORIAL)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.