La Educación, No Funciona en México / Por Rodolfo Rocha Garnica.

17 marzo 2010

Corría el sexenio de Luis Echevarría Álvarez, cuando se dio una promoción espectacular a una reforma educativa que, se decía en ese entonces, cambiaría las condiciones del país de manera radical. En ese tiempo, los libros de texto gratuito ofrecieron a los alumnos de quinto y sexto grado de primaria la tan controvertida –para la época-educación sexual, además de que las matemáticas clásicas agregaban el estudio del  algebra  y en español la gramática clásica dio paso a la estructural.

Después de Echeverría cada Presidente de la República trataba de reinventar al país, con base a modificar los sistemas de enseñanza, pasando por el constructivismo hasta llegar a la famosa enseñanza por competencias, tan de boga en la actualidad desde el nivel preescolar hasta el universitario.

En síntesis, esta nueva modalidad educativa tiene como objetivo apoyar a quienes son diestros en determinadas actividades, sean estas científicas, artístico/culturales y recreativas/deportivas, con la intención de apoyarlos e integrarlos a un mundo globalizado.

Hasta ahí todo suena bien.

Sin embargo, en nuestro país desde hace mucho tiempo no se apoya el desarrollo científico y la fuga de cerebros es una constante, porque en México no se cuenta con la infraestructura, ni con la planeación y mucho menos con los deseos gubernamentales para ofrecer a la niñez y juventud una respuesta en ese sentido.

Ni hablar de la cultura y el deporte, renglón éste último donde no somos competitivos y las magras cosechas en dicho campo están a la vista de todos y en Juegos Olímpicos nuestro país gana en paseos burocráticos, porque son más los personajes de pantalón largo que viajan a las sedes de dichos certámenes  en lugar de deportistas calificados.

Entonces, para que a los profesores de todos los niveles se les continúa dizque capacitando en tal moda gubernamental, si ellos mismos padecen de la falta de competencias.

Existen tantos cursos, ahora denominados pomposamente Talleres Generales de Actualización, desarrollados cada mes para los mentores de primaria y secundaria, los cuales dan pena ajena.

En pocas palabras, el rubro educativo no es primordial para nuestras autoridades. La prueba está en que la educación por competencias no funciona, porque no existe voluntad desde las altas esferas del poder, para verdaderamente convertirla en una palanca de desarrollo.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Mario Luis Vigueras Cuellar

A quien corresponda:
Soy docente de una preparatoria de la BUAP, es importante que este tipo de opiniones se divulguen de una forma más amplia, ya que muchas de estas inquietudes son compartidas, así vemos que sexenios van y vienen y la educación no ha cambiado significativamente, porque los que quieren esos cambios no son “docentes”, son políticos que piensan que con sólo el discurso y por “decreto” la situación educativa va a cambiar porque lo dijo Elba Esther Gordillo, ¿Será? saludos y hasta la próxima.

wpDiscuz