La Ibero desarrolla dron de vigilancia

9 enero 2017

dron_ibero_policia_federal

La Universidad Iberoamericana Ciudad de México desarrolló un dron de vigilancia para la División Científica de la Policía Federal (PF), convirtiéndose en la primera institución académica que contribuye a la seguridad ciudadana, a través de un prototipo tecnológico que desarrollaron académicos y estudiantes de licenciatura y posgrado del Departamento de Ingenierías.

El proyecto se llevó a cabo gracias a una visita que profesores-investigadores hicieron a las instalaciones de la División Científica, donde pudieron afianzar una colaboración entre la IBERO y la PF en el área de vehículos aéreos no tripulados.

Los docentes notaron que las necesidades de monitoreo y proximidad ciudadana de la policía no eran cubiertas por drones comerciales de baja y mediana categoría, diseñados para el uso de aficionados; ni por drones de gama militar, de difícil acceso por su costo, mantenimiento y arquitecturas cerradas a las que no se pueden incorporar innovaciones en control y monitoreo.

De esta forma, la Universidad Iberoamericana envío una propuesta de dron de vigilancia multimotor a la convocatoria de Proyectos de desarrollo científico para atender problemas nacionales -emitida en 2013 por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)-, y en agosto de 2014, luego de aprobarse el total de fondos solicitados a principios de ese año, se inició oficialmente el proyecto.

El doctor Eduardo Gamaliel Hernández Martínez, académico de la Maestría en Ciencias de la Ingeniería, Doctorado en Ciencias de la Ingeniería y líder del proyecto del dron, explicó que como la convocatoria estaba enfocada a ciencia básica -no a la innovación ni desarrollo tecnológico-, el corazón del proyecto debía ser una aportación teórica que fuera aceptada por la comunidad científica, específicamente en el modelado y control de estas aeronaves.

Bajo ese esquema, se encontró un área de oportunidad en cuestiones energéticas al incrementar el tiempo de vuelo del dron y disminuir su consumo de energía, ya que estas aeronaves no vuelan demasiado tiempo, debido a que sus motores gastan mucha pila.

Los resultados ya fueron presentados en un congreso académico en Brasil.

El proyecto tuvo como principales líneas de acción los siguientes puntos:

1. Haber seleccionado los mejores componentes del mercado para armar el primer prototipo del dron, cuyo desempeño se probó y evaluó. Se construyeron algunos caracterizadores de motores para medir la velocidad contra el consumo de corriente, y se obtuvo información más cercana a la realidad sobre su dinámica, que se incorporó a los algoritmos matemáticos que se desarrollan.

2. Se probaron los algoritmos de control óptimo que desarrollaron en drones de tamaño pequeño, en un espacio cerrado y dentro de un ambiente controlado (el Laboratorio de Análisis de Movimiento que inauguró la IBERO en enero de este año), y cuando tuvieron un mejor desempeño evaluado los probaron gradualmente en drones más grandes.

3. En una tercera etapa los conocimientos anteriores se unirán.

Como el presupuesto asignado por Conacyt al proyecto se ha administrado óptimamente, se logró comprar equipo para armar dos drones grandes, como el que se entregó; el segundo de ellos se está armando en las instalaciones de la División Científica de la Policía Federal.

El dron desarrollado por investigadores de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México tendrá el reto de ampliar su autonomía y lograr el mayor tiempo de vuelo a través de un uso más eficiente de la energía, para poder realizar el trabajo de proximidad ciudadana que requiere la PF, así como otras acciones de inteligencia policial.

*Información de la Universidad Iberoamericana




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.