La inseguridad colapsa a Cuautitlán Izcalli

28 febrero, 2018
El alcalde premiando a sus eficientes policías.

El gobierno de Víctor Estrada Garibay, ha propiciado que la ola de violencia en el municipio 121, ponga en predicamento a miles de familias. En los pueblos, colonias, fraccionamientos y zonas residenciales, solo hay una constante: robo a transeúntes o casas habitación, homicidios, desapariciones y/o secuestros.

En el caso de los secuestros, el miércoles 28 de febrero ocurrió algo que deja en serios aprietos a Estrada Garibay, luego de que una ciudadana –vecina del alcalde izcallense en Bosques de Lago-, denunciara a través de un video, un intento de rapto hacia una de sus personas de confianza.

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de Bosques de Saint Germaine a las 6:30 de la mañana, cuando un automovilista logró escapar de unas personas que lo querían privar de su libertad. El afectado logró huir y decidió estrellar su automóvil en las bombas de Operagua, localizadas en Bosques del Lago.

El espantoso suceso se dio a unos metros de la casa del medallista olímpico.

En el video, la denunciante hace saber que a pesar de que el domicilio de Víctor Estrada Garibay, está repleto de policías, esto no amedrenta para nada a las bandas delincuenciales que gobiernan la zona. Este hecho, es idéntico al que viven decenas de personas a diario en todo Cuautitlán Izcalli.

Estrada Garibay está por heredar una entidad donde gobierna el crimen.

Los habitantes piden al gobernador Alfredo del Mazo Maza, que frene el tsunami de miedo y terror que viven los izcallenses. Lo que pasa en en el municipio 121, requiere que el Ejército, Marina y Policía Federal, sustituyan a la corrupta policía municipal.

#PyE




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.