La lepra una enfermedad que no se extingue

29 enero 2017

lepra

La especialista de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rosa María Ponce Olvera, indicó que la enfermedad crónica poco transmisible, es causada por Mycobacterium leprae, un bacilo de multiplicación lenta que afecta principalmente la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias superiores y los ojos.

Al conmemorarse este domingo 29 de enero, el Día Mundial de la Lucha contra la Lepra, la académica destacó que el periodo de incubación de la bacteria es de aproximadamente cinco años, y los síntomas de este padecimiento –luego de tener contacto con un paciente que puede causar infección– pueden tardar hasta dos décadas en aparecer.

No obstante, cuando está debidamente tratado es de nula transmisibilidad.

Es multisistémica, neural, cutánea y ocular; puede derivar en pérdida de visión, alteración de los cartílagos en la nariz, mucositis continua –inflamación de las membranas reproductoras del revestimiento del tracto gastrointestinal-, rinorrea o congestión nasal; también puede generar perforación de tabique, hepatitis y reacción leprosa, que es sistémica y motivo de internamiento hospitalario.

Su contagio ocurre de persona a persona, y aunque ataca esencialmente la piel, es equivocada la creencia de que un paciente leproso es alguien con fragmentos de piel cayendo. Una placa sin sensación, blanca o con un color más pálido que el resto del cuerpo, puede sugerir su presencia.

En México, la lepra afecta al sureste (Chiapas y Yucatán), centro del Estado de México, Michoacán y Morelos, la zona occidental de Jalisco, Sinaloa y Nayarit, así como a Coahuila y Nuevo León.

*Información de la UNAM




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.