La semana negra de Edgar Olvera Higuera

27 octubre, 2016

edgar_olvera

Infructuosas fueron las entrevistas que ofreció el alcalde de Naucalpan, a los noticiarios radiofónicos más importantes del país, y en ese sentido, habría que preguntarnos cuánto pagó el Ayuntamiento a cada programa para que la versión del presidente municipal –respecto a la inseguridad que se vive en la localidad-, fuera escuchada por propios y extraños.

En el tema de transparencia gubernamental, se podrá conocer si hubo o no facturación para que Edgar Olvera Higuera, reservara un espacio en los canales de información más destacados de la radio mexicana.

Pero ese es un tema aparte.

Lo realmente importante y trascendente, es ver cómo la ciudadanía naucalpense, ha encontrado apoyos de toda la comunidad mexiquense, así como de las organizaciones empresariales, comerciales, estudiantiles y sociales de todo el país.

Los rumores empiezan a llegar muy fuerte, y aumenta la versión de que la próxima semana, el alcalde panista de Naucalpan sentirá en gran manera el verdadero enojo de la ciudadanía, ya que las protestas se intensificarán, y nada podrá detener el descontento social.

El esconderse, hacerse el enfermo o el desaparecido, fueron las estrategias más tontas que pudo utilizar Edgar Olvera, ya que lo único que logró, fue que la ciudadanía lo repudiara más, y lo exhibiera como un alcalde inútil, inepto e ineficaz.

Es la hora en que el alcalde panista no ha dado la cara a sus gobernados. El esposo de Liliana Carbajal Méndez, ha dejado ver su lado más cobarde, más vil, más inhumano, más visceral.

Es inadmisible que el edil haya dejado morir sola a su comunidad, que no haya tenido el valor de enfrentar los problemas, y que se esconda en las faldas de su mujer y de su propio partido (PAN). Habrá que recordarle al presidente municipal, que la ciudadanía votó por un cambio político real, no por un payasito que se divierte disfrazándose de Supermán en las fiestas.

Si comparáramos a Naucalpan, con la época oscura de Ciudad Juárez, nos quedaríamos cortos, porque al menos en ese lugar fronterizo, el gobierno municipal sí hizo algo que realmente valiera la pena. Lo que son las cosas, ahora Ciudad Juárez es una caricatura comparada a Naucalpan.

Pero esto no es lo peor; lo verdaderamente deplorable, es que los mismos síndicos, regidores y directores del Ayuntamiento, defienden a Edgar Olvera a capa y espada. Hay que subrayar que los mismos integrantes del cabildo del PRI, PRD, PES y MORENA, se convierten en cómplices al no alzar la voz y pedir la renuncia del edil.

El lastre de inseguridad que sufre Naucalpan, no puede durar un minuto más.

Si las versiones resultan ciertas, Edgar Olvera Higuera podría vivirá la próxima semana, los días más complicados de su administración, porque las protestas vendrían de arriba y de abajo; de la zona popular y residencial; de los empresarios y estudiantes; de las amas de casa y comerciantes.

Todos se unirán para una causa positiva.

No más sangre, no más desapariciones, no más secuestros, no más violencia.

Veamos qué pasa, en plena temporada de Halloween.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.