La UAEM abandona a los Potros Salvajes

1 diciembre 2017

La Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), ha decidido no respaldar más a su equipo de fútbol americano, abandonando por completo, un proyecto deportivo ganador.

La Rectoría de la UAEM –a través de la Secretaría General y de la Dirección de Actividades Deportivas-, archivó los justos reclamos y demandas de los Potros Salvajes, quienes pedían mejores condiciones para superar sus logros obtenidos hasta el momento.

La directora de Actividades Deportivas, María Esther Sánchez Coyote, hizo caso omiso a cada punto solicitado por los jugadores –a través de la Fraternidad Potros Salvajes, encabezada por Pablo Andrade-, destacando el uso del gimnasio (el cual fue gestionado para su adquisición por ex jugadores), así como el pago de adeudos y premios.

Cabe señalar que la Secretaría General de la UAEM, canceló las becas que se entregaban a los jugadores de Potros Salvajes, bajo el pretexto de que no se cuenta con el soporte financiero.

Esto queda en entredicho, ya que la UAEM sí respalda otros proyectos, que no dan ni satisfacciones deportivas ni tampoco genera buena opinión entre los profesores y estudiantes, dejando en duda la transparencia y la honestidad de dicha universidad.

Hay que subrayar que el dinero que solicitan a las categorías infantiles, no se destinan al cien por ciento a ellos. Los equipos y uniformes, tampoco están a tiempo, ya que existen demasiadas deudas con los proveedores.

La Universidad Autónoma del Estado de México, falla severamente al no brindar apoyo inmediato para cirugías urgentes a jugadores lesionados. En tiempo reciente, dos jugadores requirieron intervención quirúrgica, y el área deportiva no hizo el pago médico correspondiente, por lo que las familias tuvieron que desembolsar el dinero para la pronta recuperación de los alumnos.

Las regaderas de los vestidores no son utilizadas, porque no se cuenta con un tanque de gas LP, que desde hace dos años se comprometieron a instalar. No hay domis, balones y otros implementos suficientes para las prácticas diarias que requiere el fútbol americano.

El colmo de todo, es que quieren cambiar el logo de los Potros Salvajes.

El transporte del equipo está en malas condiciones, y esto hace que se tenga un rendimiento menor en los partidos. Aunado a todo el escándalo, la UAEM ha solicitado renuncias de las personas que han demandado la negligencia de la universidad.

Esto pasa en la Universidad del Estado de México.

La rectoría de Alfredo Barrera Baca, es un desastre.

El gobernador Alfredo del Mazo, debe atender este asunto urgentemente.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz