La UNAM exhibe a Edgar Olvera Higuera

17 agosto 2016
El gobernador y el alcalde de Naucalpan tomándose una selfie
El gobernador y el alcalde de Naucalpan tomándose una selfie

El gobierno de Naucalpan, vuelve a ser noticia negativa a nivel nacional, luego de que su policía municipal incurriera en actos violentos en contra de la comunidad universitaria y de la ciudadanía en general, al lanzar varios disparos al aire ocasionando desorden y temor.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes 15 de agosto, cuando un grupo de encapuchados lanzó petardos y quemó llantas en calles aledañas a la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, esto en protesta por algunas situaciones internas en la misma Universidad.

En ese momento llegó la policía de Naucalpan, quien en vez de replegar a los inconformes e invitarlos a retirarse, los comenzaron a agredir, desatando una guerra campal que puso en serio peligro a los habitantes de la zona.

Ante estos sucesos, la Rectoría de la UNAM reclamó al gobierno del panista Edgar Olvera Higuera, el actuar de su policía, al tiempo de rechazar cualquier tipo de violencia.

La UNAM reprueba los métodos empleados por agentes de la policía municipal de Naucalpan, pues no puede estar de acuerdo con protocolos o actitudes personales de algunos elementos de la fuerza pública que ponen en peligro la integridad física no solo de alumnos, profesores y trabajadores, sino también de los vecinos de la zona.

“Nada justifica la utilización de armas de fuego por parte de estos cuerpos policiacos, a todas luces desproporcionada, como forma de disuasión o amedrentamiento, y aún menos en las inmediaciones de un plantel escolar”, puntualiza en un comunicado la Universidad.

Este no es el primer caso en el que la fuerza policial municipal amedrenta de manera violenta a inconformes. Desde que asumió la presidencia municipal, Edgar Olvera Higuera, ha actuado de manera intransigente contra miles de personas que están en desacuerdo con su gobierno.

Meses atrás, Olvera Higuera, mandó sacar a golpes a vecinos inconformes, enviando un mensaje de intolerancia y represión. El gobierno panista de Naucalpan, también ha sido evidenciado por su majestuosa corrupción, abuso de poder y enriquecimiento ilícito.

Cabe mencionar que Edgar Olvera, tiene sumido a su municipio en una ola de violencia extrema, secuestros, desapariciones, asaltos a mano armada, violaciones, robos a casas habitación y automóviles, así como en una deficiente atención ciudadana, pésimos servicios públicos, y una inseguridad que crece a niveles desproporcionados.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz