La UNAM, presa del narcotráfico

26 febrero 2016
Emilio Esquivel Muñoz (a) El Yorch
Emilio Esquivel Muñoz (a) El Yorch

Lo que pasó en la Facultad de Filosofía y Letras de Ciudad Universitaria, no solo marca el primer caso de extrema gravedad para la gestión de Enrique Graue Wiechers, sino que además muestra el lado más amargo que se vive al interior de la máxima casa de estudios.

El asunto de Emilio Esquivel Muñoz (a) El Yorch -detenido con cocaína, anfetaminas y marihuana-, exhibe la forma en cómo el narcomenudeo opera a lo largo y ancho de Ciudad Universitaria.

Para mala fortuna, la captura de este sujeto no terminará con el poder del crimen organizado, mucho menos provocará que los jóvenes dejen de consumir drogas, porque para colmo de todos los males, C.U. se ha convertido en el lugar predilecto para este gran negocio.

Es más, hasta por tamaño se puede conseguir: un gramo, cien gramos, medio kilo, un kilo, lo que el cliente pida…siempre y cuando traiga el suficiente dinero como para comprar drogas y corromper a las autoridades universitarias.

No nos espantemos ni nos demos golpes de pecho, porque si el narcotráfico está metido en el edificio central de la UNAM, y en todas las Facultades, es porque hay una denigrante complicidad, ¿o a poco nadie se da cuenta del consumo excesivo de droga entre los estudiantes?

¿O será que en Rectoría y en las direcciones de las Facultades tienen un sistema de aire tan sofisticado que ni siquiera el olor a marihuana se puede detectar? ¿O tal vez coincidentemente todos se echan sus churros y sus líneas justo en los momentos en que los directivos no se encuentran?

¿A quién quieren engañar? ¿A poco hasta hoy descubrieron al narco metido en la UNAM?

En C.U., y en las Facultades de Acatlán, Aragón, Iztacala, Cuautitlán y Zaragoza, se puede observar un mundo de corrupción. Bueno, a veces es tan descarado el asunto, que los narcotraficantes llegan en Mercedes Benz, BMW, Ferrari, Porsche, acompañados de lugartenientes y bellas mujeres para negociar y dejar la mercancía.

¿Esto tampoco lo ven las autoridades?

Insistimos, el caso del “Yorch” es solo un tabique de la gran pirámide de tráfico y consumo de droga que se da en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Muy indignante el asunto, pero más grave será si al menos no se empieza a librar una gran batalla contra este cáncer que está acabando con la paz de miles de universitarios.

Pedirle a Enrique Peña Nieto que haga algo, suena hasta chistoso.

Mejor que el rector, directivos, académicos y estudiantes se unan, para terminar con ese mal. Entendemos que nadie es Superman ni Batman, pero al menos que por voluntad no quede. Juntos se pueden ganar muchas batallas, y dejar a la UNAM en manos del narcotráfico, es como decirle al Papa Francisco que su visita a México sí valió la pena.

¿O no?

(Editorial)

p.d. ¿Y qué dirá de todo esto José Narro Robles? ¿Se esconderá de nuevo?




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

2 Comentarios Sobre "La UNAM, presa del narcotráfico"

150

Un escrito carente de argumentos, yo estudié en CU y nada que ver con lo que dices

SOY ESTUDIANTE DE LA UNAM Y SOLO TENGO ALGO QUE DECIR: SI TIENES 2 DEDOS DE FRENTE, TE GIRA LA PIEDRA, TE SUBE AGUA AL TINACO, O COMO QUIERAN DECIRLE, SIMPLEMENTE NO TIENES POR QUE TENER BRONCAS CON ESTO. NO SATANICEN A LA UNAM, CON ESO SOLO LOGRAN DISMINUIR LA CREDIBILIDAD DE LA FORMACIÓN DE SUS ESTUDIANTES Y HACERNOS VER A TODOS COMO UN MONTÓN DE DROGADICTOS Y HUEVONES.

wpDiscuz