La Universidad Iberoamericana, diseña y fabrica prótesis para tenista paralímpico

30 enero 2018

La Ibero Ciudad de México -a través de su Instituto de Investigación Aplicada y Tecnología (InIAT)-, y en vinculación con Ampuvalia (asociación civil fundada por una egresada de esa casa de estudios), fabricó y entregó una prótesis a Ernesto Treilhard Pérez, tenista paralímpico mexicano.

La prótesis endoesquelética con socket de polietileno y refuerzo de fibra de carbono, carraca y pie de fibra de carbono, se costeó con parte de los fondos obtenidos en la ‘XIV Carrera Atlética IBERO’, celebrada en el 2016.

El evento, que bajo el lema ‘Con paso firme a la inclusión’, tuvo como fin destinar el dinero recaudado por cuotas de recuperación a Ampuvalia A. C., institución fundada por Estefanía Cervantes Cisneros para apoyar a personas amputadas.

Ernesto Treilhard Pérez, indicó que la prótesis le da mucha seguridad, y gracias a su total conexión con el muñón “puedo sentir incluso una piedra”. Añadió que el aparato especial tiene un movimiento de 70 a 80% comparada con su pierna convencional (la derecha), ya que solamente le falta la torsión (movimiento que se hace con el tobillo), “pero de ahí en fuera tenemos impulso, fuerza y estabilidad”.

Investigación con impacto en la comunidad

El M.C. Carlos Galván Duque Gastélum -responsable del Laboratorio Ortesis y de Prótesis del InIAT-, y encargado directo de diseñar, fabricar y ajustar la prótesis de Ernesto, recordó que el Laboratorio, tiene como finalidad el desarrollar dispositivos o mejoras a los dispositivos que utilizan las personas, ya sea con amputaciones o con algún otro tipo de discapacidad.

Para que, la tecnología que se realiza en el InIAT, tenga un gran impacto, sus investigadores (todos ellos ingenieros biomédicos), requieren estar cerca de las personas que van a utilizar sus dispositivos; para eso necesitan crear vínculos y alianzas con otras instituciones, como Ampuvalia.

Por su parte, Estefanía Cervantes, egresada de la Licenciatura en Negocios Internacionales de la IBERO y fundadora de Ampuvalia, relató que Ernesto fue una de las primeras personas que llegó a esta asociación civil con la intención de ayudar desde el inicio.

Él se certificó como facilitador de la salud mental, y apoya a los recién amputados en este proceso que viven tras la pérdida de una extremidad. Como juega tenis, cuando las personas recién amputadas llegan con él las motiva, y les ofrece la oportunidad de hacer alguna actividad deportiva, para su reinserción social y para superar su pérdida”, señaló.

Asociación con sentido social

Ampuvalia surgió en 2012 en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, entonces como una asociación estudiantil bajo el nombre de Vive Sin Límites. Fue fundada por Estefanía Cervantes a menos de un año de sufrir un accidente automovilístico en el que perdió una de sus piernas.

Por su trabajo en favor de las personas amputadas, Cervantes Cisneros obtuvo el primer lugar del ‘Premio Ibero-Bremond-FICSAC Compromiso Social a Alumnos 2015’, categoría ‘Apoyo a jóvenes y adultos mayores en situación vulnerable’, lo que dejó en claro el sentido social de Vive Sin Límites, hoy Ampuvalia, objetivo que la IBERO busca tengan todas sus asociaciones estudiantiles.

*Información de la Universidad Iberoamericana.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.