La Virgen de Guadalupe, un gran negocio

12 diciembre, 2018

Los escándalos de corrupción y enriquecimiento ilícito al interior de la Iglesia Católica, pueden resultar inimaginables y vergonzosos, ya que los máximos jerarcas religiosos han jugado con la fe del pueblo mexicano, para aumentar sus cuentas bancarias.

Este es el caso del siempre controvertido, Norberto Rivera Carrera, quien en el año 2003, fue acusado de haber vendido los derechos de la Virgen de Guadalupe en 12.5 millones de dólares.

En 2003, la revista Proceso difundió que la empresa estadounidense Viotran, pagó los derechos de la deidad católica, para comercializar su imagen, la de Juan Diego, y el logotipo del entonces Papa Juan Pablo II.

Al parecer, Norberto Rivera, era uno de los precursores del fraude religioso, ya que él mismo tuvo información de primera mano, en el sentido de la posible inexistencia de la Virgen de Guadalupe, y de que el indio Juan Diego, era más un mito o invento, que una realidad.

Las crónicas de la Nueva España, sugieren que la historia de Juan Diego y la aparición de la Virgen, tienden a caer más en una gran mentira, tomando en cuenta que los obispos españoles de esa época, necesitaban un evento de gran magnitud para ejercer su dominio político, religioso y social.

De hecho, Guillermo Schulenburg –abad de la Basílica-, murió convencido de que Juan Diego y la aparición de la Virgen eran un gran invento. Estas declaraciones fueron suficientes para que Emilio Azcárraga Milmo –dueño de Televisa-, lanzara un ataque mediático sin precedentes contra Schulenburg.

Las dudas sobre la Virgen, habrían provocado que el negocio de Televisa se viniera abajo, pues el 12 de diciembre, representaba para Azcárraga, la entrada de cientos de millones de dólares a sus bolsillos, esto por la programación de Las Mañanitas a la Virgen, y todos los reportajes que transmitía a nivel nacional sobre la guadalupana.

Hoy día, Azcárraga Jean –heredero del emporio televisivo-, tiene en La Rosa de Guadalupe, uno de los programas con mayor raiting a nivel nacional, el cual sobre explota la imagen de la Virgen en todos los niveles socioeconómicos del país. La Rosa de Guadalupe, es una serie donde los problemas de la ciudadanía, tienen solución solo por rezarle a la imagen de ascendencia española.

La Virgen de Guadalupe es un gran negocio.

Tal vez vale más de 12.5 millones de dólares.

El precio se ajusta, según el número de fieles que aumenten en cada peregrinación.

¿Pero qué tan milagrosa puede ser la Virgen, cuando el pueblo sufre miseria y hambre?

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.