Las botellas de plástico, gran amenaza para el medio ambiente

23 marzo, 2015

*La Ibero, promueve el uso de filtros de agua.

http://www.dreamstime.com/stock-photo-image32887180Con el objetivo de reducir la generación de residuos de PET en sus instalaciones, la Universidad Iberoamericana instaló nueve estaciones de hidratación en distintos puntos del campus, con el fin de que estudiantes, profesores y empleados puedan hidratarse sin necesidad de consumir botellas desechables.

En el marco del Día Mundial del Agua, la maestra María Fernanda Sánchez Contreras, colaboradora del Programa de Medio Ambiente de la Ibero, expresó que los mexicanos somos particularmente asiduos a consumir PET (siglas de terftalato de polietileno).

“De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), México produce al año más de nueve mil millones de botellas de plástico y ocupa el segundo lugar mundial en la generación de desechos de este tipo.

“Los impactos negativos de consumir PET en exceso también son visibles en el plano económico. De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor, cada familia mexicana gasta alrededor de dos mil pesos anuales en comprar agua embotellada, más del doble de lo que le costaría adquirir un filtro de agua de buena calidad que podría durar varios años”, resaltó.

La internacionalista experta en materia medioambiental, señaló que en México, se consumen 200 mil botellas de plástico cada hora, las cuales, al ser desechadas, ocupan un gran volumen en los rellenos sanitarios.

En muchos casos, añadió, las botellas terminan inundando las calles de la ciudad, afectan el sistema de drenaje y contaminan ríos y otros cuerpos de agua que alimentan a comunidades enteras.

Según datos de la Semarnat, para fabricar una sola botella se requieren 80 litros de agua y una enorme cantidad de combustible y electricidad, causando la emisión de cerca de tres toneladas de bióxido de carbono a la atmósfera.

“Al ser desechadas, estas botellas pueden tardar hasta 500 años en degradarse y desafortunadamente sólo 21 por ciento son recicladas, de acuerdo con la Asociación para Promover el Reciclado del PET (APREPET)”, manifestó.

Recalcó que resulta paradójico que al mismo tiempo de aumentar nuestra conciencia por mantenernos hidratados, también lo hace nuestra generación de residuos de este material, lo que además daña el ambiente y la salud de las personas.

Con respecto a las estaciones de hidratación, aclaró que ofrecen agua purificada cumpliendo con los estándares de calidad establecidos por las normas mexicanas, lo cual se garantiza por medio de análisis químicos realizados mensualmente.

(Información de la Universidad Iberoamericana)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.