Las mexiquenses pensamos en grande / Por Alma B. Hernández Escobar

25 septiembre 2015

Alma_Berenice_Hernández_Escobar

No hay por qué extrañarse de que nuestro gobernador haya presentado su Cuarto Informe de Gobierno sin grandes reflectores mucho menos con toda la parafernalia que podría considerarse en este tipo de actos. Nada de eso. Nuestro líder político, informó sobre las grandes cosas que han sucedido en la entidad de la manera más inteligente: platicando con la ciudadanía.

En este aspecto, quisiera subrayar un punto esencial: el empoderamiento que ha otorgado Eruviel Ávila Villegas a las mujeres desde el inicio de su administración. Mi opinión no es cuestión de feminismo sino de vivencias de muchas personas que me han platicado su circunstancia.

Para profundizar un poco más sobre lo que escribo, les contaré brevemente la historia de Doña Carmen quien fue beneficiada con una capacitación de repostería y apoyada con un micro crédito para iniciar su negocio. Doña Carmen es madre soltera porque no soportó más que su marido la golpeara y ella valientemente mantuvo a sus 4 hijos a los cuales ha sacado adelante.

Es decir, las mexiquenses pensamos en grande; somos la esencia perfecta de la voluntad.

En el Estado de México contamos con 10 clínicas geriátricas y 84 casas de día, lo cual para algunos puede ser un dato irrelevante, pero en los recorridos por las calles he conocido testimonios desgarradores de adultos mayores abandonados y explotados por sus familiares.

Este sector, ha encontrado beneficios, esperanza y fuerza para vivir, gracias a los programas emprendidos por Eruviel Ávila Villegas. Los niños también son muy especiales para el gobernador, y eso lo constaté en el momento en que asistí en representación de nuestro líder a entregar tablets a niños de quinto grado de escuelas primarias públicas, actividad que generó más de 631 mil sonrisas en alumnos mexiquenses.

Algo que admiro de Eruviel Ávila Villegas es el querer impulsar la convivencia familiar; esto conlleva a reforzar la idea de que la seguridad de un país está en los hogares. Es ahí, donde se deben fomentar los valores, al tiempo de estar al pendiente de los actos y acciones de nuestros hijos. Apostar a la prevención, esa es la mejor acción.

Un tema esencial es la lucha contra la corrupción. Para abatir ese mal, nuestro gobernador creó el programa “Mexiquense no te calles”. Este mecanismo exhorta y obliga a los servidores públicos a atender con respeto y eficiencia a los ciudadanos. Quienes no han cumplido esta misión, han sido sancionados incluso con prisión.

Así podría seguir escribiendo experiencias y cifras muy importantes que benefician a nuestro estado. Como defensora de los animales, aplaudo y me pongo de pie al saber que se puso en marcha el primer Hospital Veterinario gratuito.

Segura estoy que ustedes también conocen muchas historias y beneficios que ha generado la administración de nuestro gobernador o incluso las han vivido lo cual me alegra. Reconozco que falta mucho por hacer, pero también sé que los mexiquenses somos trabajadores, luchones, y aparte contamos con un líder como Eruviel Ávila Villegas quien nos muestra que con trabajo y voluntad todo se puede lograr.

Ya son cuatro años de grandes resultados, y lo que se ha sembrado traerá buena cosecha.

Hay que unirnos, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos.

*La articulista es presidenta del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (ICADEP) en Atizapán de Zaragoza.




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

1 Comentario Sobre "Las mexiquenses pensamos en grande / Por Alma B. Hernández Escobar"

150

JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA

wpDiscuz