Lenguaje ‘feminazi’, degrada a la mujer

3 septiembre 2017

El Centro de Exploración y Pensamiento Crítico (CEX) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, organizó el evento ‘Las feminazis. Odios y fascismos’, esto durante el arranque del ciclo Cex ande Lunch, el cual se basa en una serie de conferencias para debatir sobre temas polémicos.

En este sentido, Teresa Incháustegui -directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México-, manifestó que el término ‘feminazi’ ha sido utilizado para degradar, estigmatizar y descalificar al sector femenino.

Cabe señalar, que la conferencia sirvió de marco para hablar de la lucha feminista, los aportes y significados que esta busca a nivel social en su conjunto. Aunque fue polémico el cártel y el nombre de la charla, Incháustegui reconoció que fue un buen inicio para desentrañar el concepto “feminazi”, y para colocar el tema feminista en la palestra.

“Nosotras, las feministas, estamos por otro mundo, no estamos para dominar a los hombres. Este mote de ‘feminazi’, que es usado para degradarnos, estigmatizarnos, descalificarnos, es nueva; porque la verdad había escuchado muchos otros descalificativos años atrás, de hecho, la descalificación de las feministas comenzó desde que empezamos a defender nuestros derechos como personas”, enfatizó.

Comentó que el feminismo es una manera de pensar, una filosofía y un programa social que parte de la idea de que la mujeres somos personas. Teresa Incháustegui, afirmó que ‘ser mujer’ es una construcción social que nulifica, tanto al sexo femenino como al masculino, al asignarles roles, lo que anula otras muchas potencialidades existentes en los seres humanos.

Pensamos que otro mundo es posible, que otras relaciones entre personas son posibles, en donde las personas están en el centro de la organización social y no en los márgenes. Queremos un mundo donde el ser humano esté en el primer lugar, y que no seamos medidos en nuestras oportunidades o nuestras obligaciones por ser hombres o ser mujeres, por haber nacido de un sexo o de otro, sino por ser personas. Ese es el gran desafío que tenemos encima”, puntualizó la directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México

Por su parte, el coordinador del CEX, Juan Carlos Henríquez, agregó que se debe reflexionar sobre las consecuencias en la forma de expresarse hacia las mujeres.

“Se manejan una serie de palabras, gestos y comportamientos, como si fueran naturales, y muchas veces los adoptamos, los reproducimos, nos parecen chistosos, cuando en el fondo están cargando con una realidad que no queremos”.

Feminazis es un término que desacredita cualquier intento que quiera reivindicar la equidad de género, que quiera buscar un mundo igual para hombres y mujeres, sabemos que se emplea para minimizar o descalificar esa realidad.

“Lo curioso es que la palabra entra como chiste, pero cuando entra el campo semántico, en ese momento ya no es tan chistoso. La palabra tiene tal poder de naturalización, como el sexismo, el clasismo, el racismo, la misoginia, la homofobia, que entra a la casa del lenguaje sin hacer ruido”, concluyó.

*Información de la Universidad Iberoamericana




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.