Leopoldo Corona: vivir del presupuesto

27 enero 2016

Leopoldo_Corona

Uno de los casos más graves de descaro político, puede darse en el municipio de Atizapán de Zaragoza, donde el segundo regidor del actual Ayuntamiento, ha hecho de la función pública una plataforma de ambición personal sin límite alguno.

Consciente de que su paso como Tesorero municipal -en el gobierno de Pedro Rodríguez Villegas-, sería totalmente cuestionado y señalado, Leopoldo Corona Aguilar decidió implementar una embestida genial, obligando a su jefe político a asegurarle un lugar en el cabildo municipal de Ana Balderas Trejo.

La vida política de Polo Corona, como lo conocen sus cuates y compadres, es tan insignificante como su propia personalidad. El ex responsable de las finanzas del municipio, pensó que el disponer de todo el dinero de los contribuyentes, iba ser su fortaleza principal para alcanzar la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN), lo cual no fue así.

Poniendo a Rodríguez Villegas como escudo humano, Corona Aguilar consiguió su gran premio de consolación, ganara o perdiera Ana Balderas, lo cual fue su apuesta principal. Hoy día, está documentado todo el apoyo financiero y logístico que otorgaron Pedro Villegas y Polo Corona a la priista Silvia Márquez, que a pesar de todo el dinero que tuvo en su campaña electoral, no midió la gran fuerza de la panista Ana Balderas, que la borró del mapa en un dos por tres.

En este punto es donde deberían las autoridades poner un hasta aquí a todos los vividores. Es decir, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), tendría que ajustar los lineamientos para los futuros candidatos a alcaldes, síndicos y regidores, porque no es válido que personas con una dudosa reputación personal y profesional, hoy sean parte de quienes deciden los destinos de todo un municipio.

Leopoldo Corona Aguilar sabe que no cuenta con el respeto de la ciudadanía, y por eso buscó la segunda regiduría a como diera lugar, porque si no hubiera logrado ese privilegio, en estos momentos estaría siendo procesado judicialmente ante las irregularidades financieras que ha encontrado la alcaldesa Ana Balderas al inicio de su administración.

Esta es una breve reseña de la vida política del segundo regidor de Atizapán de Zaragoza.

Hay hombres que viven una vida despreciable, y Polo Corona tal vez sea uno de ellos.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.