#LeyAtenco Eruviel Ávila, represor

23 marzo 2016
El gobernador come tortas "Ojeis"
El gobernador come tortas “Ojeis”

El gobernador del Estado de México, ordenó al Congreso local aprobar la Ley que Refuerza la Fuerza Pública ahora conocida como la Ley Atenco, nombre que le pusieron los activistas y defensores de derechos humanos de la entidad mexiquense, pues es semejante a la represión que sufrió la comunidad de ese municipio durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

La orden de Eruviel Ávila Villegas, fue obedecida por los diputados del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano; el grupo legislativo de MORENA fue el único que estuvo en desacuerdo con este planteamiento, que en primera instancia, está disfrazado como una forma de hacer valer los derechos ciudadanos, pero que al final del análisis, se convierte en una forma de reprimir a todas las personas, grupos o asociaciones, que protesten o reclamen por la falta de gobernabilidad en el Estado de México.

Para sofocar cualquier manifestación o protesta violenta, los policías ya cuentan con el permiso de la legislatura para disparar, usar esposas rígidas, semirrígidas, cinturones de plástico, descargas eléctricas, inmovilizadores, así como sustancias irritantes para las personas, que en un caso extremo pueden causar desmayos.

Esta iniciativa ha causado indignación y estupor en todos los municipios del Estado de México, y a nivel nacional, toda vez que Ávila Villegas se empieza a autopromocionar con mayor fuerza como uno de los firmes candidatos para competir por la Presidencia de la República en 2018.

Diversos especialistas, han señalado que con esta acción, Eruviel Ávila envía un claro mensaje de cómo actuaría en el caso remoto de que llegara a la presidencia. Por este motivo, muchas personas aumentarán más su descontento hacia el mandatario estatal, que durante su gobierno se ha visto envuelto en muchos escándalos, sobresaliendo el incremento de feminicidios en todos los municipios.

El gobernador mexiquense ha tenido una semana para el olvido, ya que la contingencia ambiental exhibió su poco liderazgo político, ya que primero amenazó al jefe de Gobierno de la Ciudad de México de no recibir más basura de la capital del país, pero poco duró el gusto, ya que horas después se retractó evidenciando su poca visión para atender contingencias mayores.

Ahora con la Ley Atenco, su personalidad se ve disminuida seriamente.

Eruviel se va de vacaciones de Semana Santa, con un viacrucis político difícil de superar.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.