Los hombres son más propensos a sufrir de trastorno obsesivo-compulsivo

5 febrero 2018

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se presenta principalmente en los hombres, aunque las mujeres no están exentas de padecerlo, señaló la Mtra. María Luisa Hinojosa, coordinadora del Programa de Desarrollo de Habilidades Emocionales y Prevención de la Universidad Iberoamericana.

De acuerdo con la académica, las personas con este problema suelen ser perfeccionistas, rígidos e inflexibles. Dedican mucho tiempo a repetir tareas hasta que alcanzan la perfección, y tienen problemas para adaptarse a los cambios y a diferentes puntos de vista.

“Las personas que experimentan este trastorno de ansiedad sufren mucho, son meticulosos, les gusta el orden, no soportan ver algo fuera de lugar, se ponen muy ansiosos y generalmente presentan inestabilidad emocional porque su estabilidad depende del control que puedan ejercer sobre su contexto y las demás personas”, señaló Hinojosa.

La especialista detalló que cuando el TOC es verdaderamente disfuncional, las personas terminan perdiendo el trabajo o lacerándose las manos porque hay ansiedad que tiene que ver con los gérmenes. De tal manera que empieza a obstaculizar la vida cotidiana, el problema va escalando hasta que la persona ‘deja de funcionar’ en su vida cotidiana.

Sin embargo, el gran problema es que la persona que tiene TOC sabe que está mal y con mayor frecuencia se combina con pensamientos obsesivos. A su vez, tiene que hacer una conducta ritual para bajar la ansiedad del pensamiento que le llegó.

Por ejemplo, una persona con TOC puede pensar que ladrones están vigilando su casa para entrar a robar, entonces decide darle cinco vueltas a la cuadra para cerciorarse de que no hay nadie.

Durante el taller ‘Estrategias para combatir la ansiedad’, la académica explicó que hay distintas formas en las que se experimenta la ansiedad y mucho tiene que ver el género. Las mujeres experimentan el trastorno de ansiedad generalizado (TAG), mientras que los hombres experimentan con mayor frecuencia el TOC.

Son las dos formas importantes en la que se presenta la ansiedad.

En el caso del TAG, se siente la ansiedad y preocupación la mayor parte del tiempo, siempre está presente, por ejemplo, pensar si la comida estará a tiempo, si hay que ir a la tintorería o manejar. Se trata de pensamientos irracionales porque cuando llega esta idea y se instala en la cabeza, se sabe que es absurda, pero no se puede evitar.

Cuando los hombres tienden a padecer TAG terminan en el hospital porque sienten que les está dando un paro cardiaco, pues llegan con opresión en el pecho, no pueden respirar y, en ocasiones, con sensación de ‘hormigueo’ en el cuerpo. Al final, en el hospital les informan que fue una crisis de pánico (trastorno de ansiedad generalizado).

La ansiedad es un estado de inquietud de carácter difuso. La persona ansiosa se siente expectante, es decir, como si fuera a ocurrir algo negativo. Esta sensación lo mantiene en un estado de alerta permanente que le impide relajarse.

Tips para combatir la ansiedad

1. Reconocer y aceptar la ansiedad.
2. Ponte cómodo mientras pasa ‘la tormenta’.
3. Recuerda: ‘pronto voy a estar en calma’.
4. Una vez que has aceptado tu ansiedad y sabes qué la está causando, intenta distraerte.

Técnicas de respiración

• Busca un lugar cómodo, puedes acostarte o sentarte.
• Pon una mano sobre el estómago para asegurarte que llevas el aire a las zonas apropiadas.
• Cuando inhales, intenta visualizar cómo tu abdomen se expande y llena de aire.
• Inhala por la nariz durante cuatro segundos; cuando termines, mantén la respiración por unos segundos más.
• Expulsa el airea despacio a través de tu boca (puedes tomarte siete segundos) y siente cómo tu abdomen se ‘desinfla’ como si fuera un globo.
• Repite este proceso unas 10 veces al día.

*Información de la Universidad Iberoamericana




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.