Los primeros tropiezos de López Obrador

2 diciembre, 2018

La investidura como presidente de la República de Andrés Manuel López Obrador, pudo haber sido perfecta pero no fue así. En su discurso, cometió varios errores de forma y fondo. El hecho de prometer transformar a una nación en los próximos seis años, suena a una locura.

El programa económico que planteó en su discurso de toma de posesión, hicieron ver a un López Obrador más inclinado a lo que dicen sus patéticos asesores, a lo que realmente se vive en el mundo actual.

Para muestra, está la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, el cual estaba destinado para acaparar miles de millones de dólares en turismo.

Pero como el Peje ya canceló la que hubiera sido una excelente alternativa de desarrollo económico, ahora habrá que ver cómo traza un nuevo esquema, donde en realidad se busque el porvenir de los mexicanos, pero con base a estadísticas… no en consultas patito.

Sin embargo, el nulo conocimiento que tiene Andrés Manuel por los temas económicos, financieros, tecnológicos y globales, que mueven al mundo actual, fueron pequeñísimos al compararlos con el hecho de que no perseguirá a Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso, Rosario Robles Berlanga y Angélica Rivera, porque “prefiere el perdón”.

Hay una frase que utilizan los expertos en el beisbol, que le vendría como anillo al dedo a López Obrador: “las carreras que no hagas, te las harán a ti”. Esta frase se acuñó en el sentido de que había muchos equipos que llenaban todas las bases, y al final no anotaban carreras, porque el último bateador se ponchaba o manda un globito para el noveno out.

Esto le va a pasar al Peje por no querer perseguir a los corruptos.

Pero la cereza del pastel, fue incomparable.

El ahora presidente de la República, tuvo el atrevimiento, el cinismo y la poca sensibilidad de fotografiarse feliz de la vida con el dictador Nicolás Maduro, en lo que será su oficina de Palacio Nacional.

¿Qué llevó al titular del Ejecutivo a tomarse una imagen con el político que tiene a Venezuela en el quebranto económico, político, social y moral? ¿No entiende el Peje que Palacio Nacional también es un símbolo de la libertad, justicia e igualdad?

Muchos pensamos de que si AMLO acepta y cobija a Maduro, entonces también el nuevo presidente de México, tiende a caer en la tentación de quererse reelegir con base a las mismas consultas patito que utilizó para cancelar el Nuevo Aeropuerto y para echar a andar el cuestionado Tren Maya.

En fin, así fue el primer día de López Obrador.

Los primeros tropiezos del presidente son evidentes.

Lo que mal empieza, mal acaba.

Roguemos a todos los dioses porque esto no suceda nunca.

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.