“Me voy a La Chingada”: López Obrador

13 noviembre 2016

andres_manuel_lopez_obrador

El líder del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), escribió un texto inédito, donde detalla la manera en que disfruta sus momentos de descanso en su natal Tabasco. El diario Reforma, fue quien difundió el pensamiento del líder izquierdista.

Acostumbrado a generar polémica, Andrés Manuel López Obrador, hace un recorrido por la riqueza natural y gastronómica que existe en la Quinta “La Chingada”, lugar que es su casa, refugio y cuartel.

“Los árboles han crecido de manera impresionante, miden algunos hasta 40 metros de la tierra al cielo. La Quinta es el manchón de monte alto más importante de la zona baja; los árboles sembrados, antes y en la ápoca de mi madre, están grandísimos: hay dos cedros que no alcanzo a rodear con mis brazos”, señala el hombre que encabeza las encuestas presidenciales de 2018.

“En la Quinta siguen existiendo limas y limones, naranjas agrias y dulces, nance, coco, aguacate, carambola, mango, lichi, jagua, tamarindo, cuajinicuil, maracuyá, guaya, plátano, pomarrosa, guapaque, guayaba, almendra, caimito, castaña, grosella, zapote, chicozapote y mamey”, destaca el político que tiene contra la pared a Enrique Peña Nieto.

López Obrador narra con un genial estilo la belleza de su fortaleza.

Al final de su escrito, Andrés Manuel se da un tiempo para hablar de su futuro político, el cual es apoyado por millones de mexicanos, y señala que esta será su última oportunidad para que gobernar al país desde Palacio Nacional.

“Si el pueblo de México, se manifiesta en 2018 por un cambio de fondo y me da su confianza, vendría a la Quinta de vez en cuando; pero si la mayoría de la gente dice que no me quiere gobernando o los de la mafia del poder nos lo impiden, entonces sí me iría literalmente a La Chingada. Es mi plan B: refugiarme en este lugar maravilloso”, puntualizó.

Andrés Manuel López Obrador, adelantó que si pierde en 2018, se dedicará a leer, escribir y dar clases, “porque de algo tengo que vivir”. Además, sus adversarios conservadores no seguirán de necios preguntando, “de qué vive si no trabaja”.

Este artículo, ha levantado gran debate en los sectores políticos, sociales y empresariales.

López Obrador ya pintó su escenario para 2018.

Ahora la pregunta de la comunidad en general es, ¿qué será de Miguel Ángel Osorio Chong y Margarita Zavala si pierden? ¿Podrá López Obrador invitarlos a que se vayan a La Chingada?

Es simple interrogante.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.