Meade no defendió a los niños inmigrantes

19 junio, 2018

El actual candidato priista a la Presidencia de la República, fue indiferente ante la apocalíptica migración masiva hacia los Estados Unidos de América, cuando fungía (fingía) como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER), en el presente gobierno de Enrique Peña Nieto.

En su periodo como responsable de la política exterior, José Antonio Meade Kuribreña, jamás tuvo una iniciativa para defender a los miles de inmigrantes que lograban cruzar la frontera con la Unión Americana.

La verdadera función de Meade en Relaciones Exteriores, fue planear los viajes de Enrique Peña Nieto al extranjero. El secretario definía la agenda del presidente en sus viajes oficiales. En su época como funcionario de esa dependencia, Meade siempre buscó que Peña tuviera los reflectores de los medios más importantes de cada nación que visitaba.

De ahí en fuera, no propuso nada ni hizo nada.

Hoy día, el desastre humanitario que viven cientos de familias mexicanas, desgarran la mente, el cuerpo y el corazón. En las últimas horas, se han difundido videos y fotografías que nos parten el alma en mil pedazos, y que hacen sangrar al cielo.

Los niños mexicanos, encerrados en jaulas, lejos de sus padres, lejos de su vista, presas del odio y del rencor, no pueden ser insignificantes para la gente de bien. Muchas almas buenas se han unido en todo el mundo para tratar de parar esta masacre moral, y por consiguiente, tratar de derrumbar los muros del facismo cruel e inhumano.

No sabemos qué estarán haciendo Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray Caso, al momento de ver las imágenes de los niños trabados en llanto y desesperación, sabiendo que nunca volverán a ver a sus padres.

Tal vez Peña Nieto esté disfrutando el menú más delicioso.

Tal vez Videgaray esté programando su nuevo reloj ultra tecnológico.

Lo que sí sabemos es que José Antonio Meade, jamás propuso algo para cuando llegara este terrible momento. Ahora con todo el cinismo y con toda la poca madre del mundo, pide el voto para que él sea el presidente de México.

Así no se vale.

López Obrador llegará a la presidencia de la República, y su reto es enorme: buscar el perfil más adecuado en Relaciones Exteriores, para que desde el primer minuto de su gobierno izquierdista, se pronuncie en contra de las políticas migratorias de Trump, y se traslade a Estados Unidos para rescatar a decenas de pequeños que solo buscan el abrazo de papá y mamá.

La vida muchas veces es cruel.

Pero para Peña, Videgaray y Meade…primero está el apoyo a la Selección de Fútbol.

Qué porquería nos gobierna.

Editorial

Política y Estilo




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.