México: caos político, social y económico…el colapso, apenas comienza

15 octubre 2014

El caos político y social, se ha multiplicado: los restos encontrados en las fosas, no corresponden a los jóvenes normalistas desparecidos. Para aumentar la presión, casi la totalidad de las preparatorias y universidades públicas del centro del país, están en paro en apoyo al caso de Ayotzinapa.

En una palabra, el país se colapsa…y esto es el principio.

Enrique_Peña_NietoSi los cadáveres no son de los estudiantes guerrerenses, ¿entonces los cuerpos calcinados? Ni modo que las autoridades dejen este hecho porque no son lo que estaban buscando. ¿Dónde están entonces los normalistas?

Increíble: esta es la única línea de investigación que tenían los gobiernos federal y estatal, ¿por qué no diseñaron varias posibilidades? Es decir, no se necesita ser el gran perito para pensar que muy probablemente los cadáveres de las fosas no corresponderían a los alumnos de Ayotzinapa.

¿Qué va hacer el gobierno de Enrique Peña Nieto ahora?

El país está a nada de caerse en pedazos.

Los pronósticos son tan catastróficos, que el mismo secretario de Hacienda y Crédito Público, ya dejó ver su profunda preocupación por el futuro de la economía del país. No hay crecimiento, no hay inversión, no hay empleo.

En México gobierna la incertidumbre, la inseguridad, el miedo y el terror.

Si a todos los problemas políticos y sociales, le agregamos el desalentador desarrollo económico, entonces que Dios nos agarre confesados, porque ni la Rosa de Guadalupe de Televisa, ni Juan Diego resucitado, ni la Gaviota, podrán salvar a México del colapso apocalíptico.

El empresario Alejandro Martí, devastado hace años por la muerte de su hijo, y viendo la incapacidad de los que procuran la justicia, lanzó un grito de desesperación que hoy día vuelve a retumbar en todo el país: “si lo políticos no pueden, que renuncien”.

No hay un solo funcionario cesado a nivel federal y estatal por su nefasta capacidad política.

Esto ya tiene tintes de desgracia mayor.

México va directo al precipicio, y no hay quién evite su caída.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.