México creo en ti / Por Enrique Vargas del Villar

13 septiembre 2015

México

El solo escuchar la palabra “México” nos produce un sentimiento de profundo orgullo, amor y nobleza. En este hermoso país donde habitan más de 100 millones de personas, se puede disfrutar de todo lo inimaginable.

No hay lugar en el mundo donde la bella naturaleza, los hermosos mares y ríos, las montañas épicas, y los desiertos impactantes, se junten para dar vida y esperanza a todo un pueblo ávido de progresar y desarrollarse en el ámbito personal, familiar y profesional.

Aunado a la magia de nuestro entorno, también podemos apreciar las grandes construcciones arquitectónicas, los hermosos edificios, las espectaculares vialidades, el colorido de la noche en la ciudad, y todo lo referente al ingenio del hombre.

Nuestra vasta gastronomía, hace que nuestro país sea considerado como uno de los baluartes más importantes en la creación de alimentos nutritivos. El mole, los chiles en nogada, los huauzontles, la flor de calabaza, el pulque, el tequila y la cerveza mexicana, están en el top mundial y se sirven en los mejores restaurantes del mundo.

La frase “como México no hay dos”, no solo es un slogan propio de un nacionalismo puro, sino que es la esencia de nuestro orgullo, pasión, entrega, servicio, capacidad, y amor por el país que nos ha llenado de gloria en cientos de años.

Es Moctezuma, Nezahualcóyotl y Quetzalcoatl; es Hidalgo, Morelos, Allende, Josefa Ortiz de Domínguez, y Guerrero; es Francisco I. Madero, Álvaro Obregón, Pancho Villa, Emiliano Zapata; es Benito Juárez, Melchor Ocampo, y toda la generación liberal; es Manuel Gómez Morín y todo el surgimiento de un concepto político que ha hecho historia.

He citado a una mínima parte de personajes que marcaron una gran historia, y que gracias a su visión, hoy día podemos afirmar con pleno orgullo que nuestra nación sí tiene un pasado más que glorioso, lleno de lucha y entrega, donde vencieron los más fuertes y también los más inteligentes.

Hoy día, los mexicanos vivimos momentos muy difíciles en todos los aspectos, pero eso no nos ha detenido ni nos detendrá en la búsqueda de un mejor presente y futuro. Somos millones de personas los que día a día nos levantamos para trabajar honestamente, para educar a nuestros hijos, para impulsar a nuestras familias, para intentar ser mejor ciudadanos.

En este mes patrio bien vale la pena fortalecer los valores de amor, solidaridad, respeto, libertad y justicia. El amor por México comienza en un hogar con principios sólidos. Escuché decir a una persona sabia que los mexicanos en vez de corazón tenemos a un águila devorando a una serpiente, y es verdad.

Nada ni nadie nos podrá doblegar, porque los mexicanos somos invencibles.

Sigamos presumiendo con gran orgullo que tenemos un país glorioso.

Termino esta breve reflexión con una de las más hermosas frases que he escuchado en toda mi vida. En la poesía de Ricardo López Méndez, hay un texto que ha sido como un estandarte para este servidor y el cual deseo compartirles: “México creo en ti, porque si no creyera que fueres mío, el propio corazón me lo gritara y te arrebataría con mis brazos, cualquier intento de volverte ajeno”.

Hoy, mañana y siempre, que Viva México.

*El articulista es alcalde electo de Huixquilucan.

@EnriqueVargasdV




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz