México repudia a Enrique Peña Nieto

13 abril 2016

EPN

La brutal pobreza y el criminal desempleo, provocados por las iniciativas del Ejecutivo Federal, han hecho que la ciudadanía repruebe sin piedad la desastrosa labor del gobierno federal, que sin lugar a dudas, está a nada de entregarle a la oposición la Presidencia de la República en las próximas elecciones de 2018.

La encuesta difundida el día de hoy por el diario Reforma ha encendido todas las alarmas en Los Pinos, ya que nunca antes un presidente de la República, había tenido estándares de desaprobación tan altos. Ni siquiera en sus peores momentos, Vicente Fox Quesada o Felipe Calderón Hinojosa, tuvieron un repudio social tan calificado.

Tomando en cuenta las estadísticas del periódico más influyente de México, y considerando la grave situación económica que enfrentan millones de familias, podemos asegurar que Enrique Peña Nieto es ya el peor presidente de la historia, superando incluso al villano favorito de la sociedad, Carlos Salinas de Gortari.

La hiriente corrupción de Peña Nieto, el enriquecimiento ofensivo de su esposa Angélica Rivera, y los actos delictivos de sus principales compadres y amigos –como es el caso del dueño de Grupo Higa-, han hecho que la ciudadanía no confíe un solo centímetro en el presidente.

Mención aparte merece Rosario Robles Berlanga –ex secretaria de Desarrollo Social y actual titular de la SEDATU-, quien es el sinónimo de la corrupción gubernamental, ya que solo ha ocupado los puestos federales para beneficiarse ella y su hija, Mariana Moguel Robles, quien ahora funge como presidenta del PRI en la Ciudad de México.

Este caso, es aplicable a todas las dependencias de gobierno, donde la corrupción y el enriquecimiento ilícito están a la orden del día.

Peña Nieto se hunde, y el PRI con él.

Bienvenido el triunfo opositor en 2018.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

“Cuando se conocen y se tienen objetivos precisos, difícilmente se pierde la dirección.

La mejor acción para evitar la desviación, es la supervisión, conocimiento y control del proceso

De qué sirve detectar desviaciones, si no se toman acciones para corregirlas y evitarlas.

La mínima desviación, si no se percibe y corrige desde el principio, orienta el proceso hacia una dirección no planeada.”

wpDiscuz