México, sin esquemas de reinserción para personas amputadas

13 octubre 2014

*Vive sin Límites, impulsa el desarrollo de personas discapacitadas.

En México, un promedio de 67 personas a diario, sufren una amputación en los centros de salud pública del país, y un alto porcentaje de estos procedimientos son derivados de complicaciones relacionadas con la diabetes.

Lo preocupante, es que en el país, no existen regulaciones sobre cómo tratar adecuadamente a una persona amputada, señaló José Antonio Palma Cisneros, gerente comercial para México, Centroamérica y el Caribe de la empresa Ottobock de tecnología protésica.

Personas_amputadas_MéxicoEl conferencista, participó en el panel “¿Cuáles límites?: Deporte, innovación y nuevos horizontes para personas amputadas”, organizado por la asociación estudiantil Vive sin Límites, en las instalaciones de la Universidad Iberoamericana.

Palma Cisneros, quien dedicó su conferencia a reflexionar sobre la reinserción laboral de la persona amputada, advirtió que el sistema de salud pública mexicano no cuenta en la actualidad con los recursos suficientes para atender y rehabilitar adecuadamente a las personas que han perdido algún miembro.

Recordó que dos de las causas primordiales para someter a una persona a una amputación son la diabetes y los accidentes automovilísticos, y llamó a la Secretaría de Salud (Ssa) y al Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) a tomar medidas ante una situación que, consideró, se ha olvidado dentro del presupuesto destinado al ámbito de la salud.

En 2013, se registraron 75 mil amputaciones por pie diabético, una complicación de la enfermedad provocada por la deficiente circulación sanguínea. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), a nivel nacional durante 2011, nueve de cada cien personas no aseguradas que se realizaron una prueba de diabetes, tuvieron un resultado positivo.

Asimismo, hizo referencia a los migrantes amputados. Según el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), en sus instalaciones se atienden al mes un promedio de dos migrantes que han perdido alguna extremidad, debido a que durante su travesía de Centroamérica hacia Estados Unidos sobre el tren conocido como La Bestia, caen a las vías y sufren graves accidentes.

“México es uno de los países en los que se invierte menos presupuesto en salud, lo que se convertirá en un problema en años próximos”, precisó Palma Cisneros, después de presentar ante un público conformado por estudiantes de Ingeniería Biomédica el modelo Genium X3 de prótesis de pierna más avanzado que existe en la actualidad, optimizado para permitir a sus usuarios nadar, saltar y correr sin problemas.

Vive sin Límites -organización constituida por estudiantes de la Ibero con el fin de visibilizar a las personas amputadas- anunció una colaboración con Mexiro, otra asociación juvenil sin fines de lucro que promueve la responsabilidad social en diversos ámbitos, con el fin de presentar iniciativas ante legisladores para crear fondos públicos para la rehabilitación, reinserción social y laboral de personas amputadas.

La asociación es coordinada por Estefanía Cervantes, alumna de la Licenciatura en Negocios de la Universidad Iberoamericana. La estudiante decidió crear la asociación pues, afirmó, en México no hay proyectos dirigidos específicamente a la atención de personas amputadas.

Como invitado de honor, la asociación Vive sin Límites invitó al nadador Juan Ignacio Reyes González, tetracampeón paralímpico y pentacampeón mundial, actual poseedor del récord mundial en la prueba de 50 metros dorso, para que compartir su historia de éxito con los asistentes.

Reyes González, habló sobre su experiencia de éxito en los Juegos Olímpicos en Sydney 2000, Atenas 2004 y Beijing 2008. El ganador de tres medallas de oro olímpicas implantó el récord mundial de 42.71 en 50 metros dorso en Atenas 2004.

(Información de la Universidad Iberoamericana)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.