“Militares impedirán el triunfo opositor en 2018”: Jenaro Villamil

5 diciembre 2017

El respetado periodista y fundador de www.homozapping.com.mx, escribió un destacado artículo, el cual ofrece un panorama de cómo el gobierno federal operará en las próximas elecciones presidenciales a celebrarse en 2018.

En un texto difundido por la revista Proceso  el martes 5 de diciembre, Jenaro Villamil, manifiestó que en el ocaso de su gobierno, Enrique Peña Nieto ha decidido que los altos mandos militares entren a la disputa por la sucesión presidencial.

“(El presidente) no solamente presionó y ordenó a los gobernadores del PRI para que dieran luz verde a los diputados federales de cada entidad, para aprobar fast track el 30 de noviembre una mala Ley de Seguridad Interior, mal redactada, vaga, difusa, confusa y opaca.

“Ahora dio la orden de que salieran a hacer declaraciones los secretarios de Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Francisco Soberón, para sumarse a un coro sincronizado en contra de una mala declaración de Andrés Manuel López Obrador sobre la amnistía a grupos criminales.

“Todo parece indicar que el escenario para el 2018 ya es claro: van a usar al alto mando militar y a los efectivos castrenses necesarios no para combatir el crimen organizado (lo han hecho desde 2007 y la situación ha empeorado), sino para combatir toda posibilidad de que en las elecciones federales gane un candidato ajeno a la cleptocracia”, enfatiza el reportero.

Jenaro Villamil, subraya que todos los noticiarios de radio y televisión, así como los medios impresos afines al gobierno de Enrique Peña Nieto, no escatimaron en señalar y criticar la postura de López Obrador, respecto a ofrecer amnistía a los grupos criminales.

Sin embargo, apunta el autor del libro “La Caída del Presidente”, que los mismos medios que critican al Peje, no han siquiera debatido sobre la llamada Ley de seguridad Interior, la cual está mal redactada, confusa, difusa y opaca.

En este aspecto, Jenaro Villamil, señala que la Ley de Seguridad Interior, es violatoria de la Constitución; es violatoria de los Derechos Humanos; fomenta la impunidad; incrementa el presidencialismo; y reduce el equilibrio de poderes.

Es indispensable añadir que la guerra del gobierno federal contra Andrés Manuel López Obrador, no inició apenas, pero sí se endureció a partir del destape de José Antonio Meade Kuribreña, como candidato del Partido Revolucionario Institucional.

Meade no es priista ni representa al priismo.

La clase política, los militantes y simpatizantes del Revolucionario Institucional, saben que el ex secretario de Hacienda y crédito Público, no cuenta con la presencia ni con el carisma para salir adelante en 2018. Eso ha calado fondo en el equipo de Peña Nieto.

El diario Reforma, difundió hace unos días, una encuesta donde enviaba a Meade al tercer lugar de las preferencias. El sondeo y los números no tendrán alguna variación, a menos de que llegue un mago de la mercadotecnia, o de plano, se empiece a planear un gran fraude electoral.

Ante este escenario, se entiende la visión de Jenaro Villamil.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

Se el primero en comentar

150
wpDiscuz