Ministro evangélico coordinaba las donaciones en el DIF Tlalnepantla

23 diciembre 2015

Alberto_Sotres_Hernández

En su anterior gestión como alcalde, Pablo Basáñez García, dio el visto bueno para que su guía espiritual fuera el responsable de coordinar los millonarios donativos que otorgaban las empresas al Sistema Municipal DIF, el cual sigue siendo presidido por su esposa Verónica Rocha Vélez.

Al poner a Alberto Sotres Hernández, como Procurador de Fondos del DIF, el actual diputado federal violó la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público ya que Sotres es pastor de la Iglesia Evangélica Misionera del Pacto El Dorado ubicada en el Fraccionamiento Valle Dorado.

Por este hecho, Sotres Hernández debe de ser llamado a declarar por la Secretaría de Gobernación, pues según la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público –en su artículo 14- subraya que ningún ministro de culto puede participar en política.

Diversas personas que laboran en el DIF de Tlalnepantla –que pidieron el anonimato por temor a represalias-, informaron a Política y Estilo, que el religioso acompañó en varias ocasiones a Pablo Basáñez García a realizar diversas giras de trabajo por las comunidades.

Incluso miembros de la comunidad evangélica (que también pidieron anonimato), agregaron que en forma directa y a puerta cerrada, Sostres Hernández presionaba a sus feligreses a cooperar en todo lo “humanamente” posible para que Basáñez lograra sus objetivos políticos, agregando que era un “hermano” ejemplar.

Cabe destacar que Alberto Sotres Hernández, tenía bajo su responsabilidad el administrar las donaciones, que podían alcanzar varios millones de pesos, considerando que grandes empresas nacionales y transnacionales apoyaban al Sistema Municipal DIF.

Hasta este momento, nadie había señalado la labor del pastor bautista en el DIF de Tlalnepantla. La información recopilada se originó esta misma semana, después de que decenas de trabajadores de ese organismo realizaran una protesta exigiendo a Verónica Rocha Vélez, el pago de salarios y aguinaldos.

La titular del DIF, respondió de manera brutal, al enviar a varios policías a retirar a los quejosos con golpes y amenazas. El enfrentamiento desigual, generó que varias mujeres sufrieran heridas.

De esta manera, se fortalecen los rumores de un próximo escándalo político en Tlalnepantla, toda vez que Pablo Basáñez García, Alfredo Martínez González –actual presidente municipal-, y Verónica Rocha Vélez, provocarán casi una parálisis gubernamental que afectará seriamente a la alcaldesa electa Denisse Ugalde Alegría.

En tanto al pastor evangélico, debe aplicársele todo el peso de la ley.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.