Naucalpan al borde del precipicio

19 octubre, 2018

La delincuencia está a la alza en el municipio que llegó a ser considerado un ejemplo a nivel nacional. En sus épocas doradas, Naucalpan presumió al mundo entero de lo que era capaz de hacer: crear grandes plazas comerciales, montar enormes infraestructuras; albergar a familias de clase alta, media y baja; generar un auténtico desarrollo económico en beneficio de sus habitantes.

Naucalpan sin duda se convirtió en un referente de progreso.

Hoy día todo es diferente.

En estos momentos, las personas que viven en ese municipio, tienen miedo de salir en la mañana, tarde o noche. Ellos saben que un descuido por mínimo que sea, les puede costar la vida o el que jamás vuelvan a ver a sus seres queridos.

La era de terror que inauguró de forma grosera Edgar Olvera Higuera, es comparable a la película Pesadilla en la Calle del Infierno. El ahora diputado local, es sinónimo de corrupción, fraude, extorsión, incapacidad e inmoralidad. Pocas veces el Edomex tuvo un alcalde tan obsoleto y descerebrado.

La época electoral, hizo que los naucalpenses tuvieran una esperanza de que todo iba a cambiar, considerando que Olvera se iba a lanzar como candidato a la diputación local e iba a perder, y que Víctor Gálvez Astorga –presidente municipal sustituto-, podría enderezar el camino, tomando en cuenta de que “rompió” políticamente con Edgar, y que de esa forma él atendería las demandas sociales que abandonó el ahora miembro de la LX Legislatura.

Todos sabemos cómo están las cosas ahorita.

Víctor Gálvez es más que un cero a la izquierda; todos los funcionarios, desde el menos hasta el mayor-, tienen más peso político y económico que él. El discurso de Gálvez -referente a que está en pleito con Edgar Olvera Higuera-, es una pantomima, pues gente cercana a la oficina de la presidencia municipal, asegura que las llamadas telefónicas entre ellos dos son constantes y en buenos términos.

¿Qué clase de municipio recibirá Patricia Durán Reveles el 1 de enero de 2019?

Esa es una gran pregunta, porque si afirmamos que recibirá una localidad quebrada en lo económico, político, social y cultural, es decir lo menos, ya que al interior del Ayuntamiento existe una grilla espantosa, y hay muchas personas del actual gobierno, que están dispuestas a llevar a la cárcel a quienes pusieron a Naucalpan a los pies de la delincuencia organizada.

La alcaldesa electa de MORENA heredará un Naucalpan al borde del precipicio.

Cualquiera que vaya en estos momentos al Ayuntamiento, conocerá la angustia de cientos de empleados, incluyendo a los policías municipales, que no han cobrado sus quincenas, y que no cobraran sus aguinaldos, ya que la “estrategia” de Víctor Gálvez, es despedir a la mayoría de trabajadores, para que él y su grupo, cuenten con vastos recursos económicos y puedan brindar por una Feliz Navidad.

¿Edgar Olvera Higuera Gálvez Astorga querían destruir a Naucalpan?

Felicidades, lo lograron de manera fantástica.

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.