“Ojalá pudiéramos quitar a EPN…”

31 Agosto 2015

Enrique_Peña_Nieto_Tercer_Informe_De_Gobierno

El respeto se gana, y eso es lo que menos ha intentado el presidente de México: en el país, el 70 por ciento de la población, no solo no siente un mínimo de respeto por él ni por su investidura, sino que aparte lo reprueban, lo ridiculizan, lo caricaturizan, se mofan de él y de Angélica Rivera, todos lo miran con menosprecio.

Enrique Peña Nieto, llega a su tercer informe de gobierno con un terrible estigma: él no es nadie.

Lejos han quedado los gloriosos momentos en que el mexiquense, se mostraba como todo un galán de televisión ante las cámaras de las cadenas más importantes de México y de todo el mundo.

Ahora, ya ni “guapo” es. Su enfermedad, lo consume cada vez más.

¿Cómo hacer un análisis detallado de lo frustrante que ha sido para los ciudadanos el tener a un presidente de la República como el nacido en Atlacomulco?

Las reflexiones salen sobrando cuando las estadísticas señalan que la pobreza y la miseria han aumentado en los últimos tres años. Del desempleo ya ni hablamos. La violencia, el narcotráfico, los secuestros, la corrupción, la impunidad, son los que gobiernan en México.

El enriquecimiento ilícito de funcionarios federales, estatales y municipales, es algo tan natural en nuestro país, que ya hasta la Suprema Corte de Justicia analiza el que aquellas mujeres y hombres que acusen a quienes roban a manos llenas amparados por el poder político, sean encarcelados.

Es broma…bueno, ni tan broma.

No hay liderazgo ni visión; no existe inteligencia ni una mente ágil; la Presidencia de la República, está conformada por personas que solo quieren que el próximo negocio salga tan bien, que ni siquiera el caos social ni los señalamientos de la prensa puedan inquietarlos un mínimo.

Y si algo sale mal, los políticos cuentan la mierda asquerosa llamada Virgilio Andrade…todo es tan fácil.

Ojalá pudiéramos quitar a Enrique Peña Nieto como presidente en estos momentos.

Sin embargo, los mexicanos no tenemos el tiempo, ni los recursos, ni la estructura, ni la maquinaria, para hacer frente al monstruo de diez mil cabezas que con la amenaza de desaparecernos, matarnos, o liquidar a nuestras familias, nos tiene amarrados de pies y manos.

Faltan tres años para que Peña termine su presidencia, y eso sí es un tormento para México.

Y decían que el “Peje” era un peligro para el país.

Lo que sí hay que distinguir es lo que es un peligro para nosotros, y un asesino entre nosotros.

México, ha sido asesinado.

Nosotros tenemos nuestro propio informe sobre Peña Nieto: Ayotzinapa, Casa Blanca, corrupción.

No hay más.

Por Luis Enrique Rocha. @luis_journalist




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

mas claro ni el agua no son solamente los discursos, son los hechos lo que han hecho de este gobierno, un verdadero desastre, ya es imposible defender lo indefendible, por mas que quieran hacernos creer que todo esta de maravilla, que vivimos en un país maravilloso, la verdad es que si tenemos un país maravilloso, pero en manos de depredadores, rapaces y destructores que han hecho de este país una verdadera desgracia, solamente en manos de alguien que en verdad le interese este país podremos asomar la cabeza

wpDiscuz