OPINIÓN. Aplicaciones de las Células Madre en Medicina Veterinaria / Por Ricardo Gómez García.

17 agosto 2012

Hoy en día, la expectativa de vida tanto en humanos como en animales de compañía ha aumentado y las enfermedades que antes eran  desahuciadas en humanos y motivo de sacrificio o retiro del fin zootécnico en animales se ven abatidas por las nuevas formas de terapéutica que, gracias a las diferentes líneas de investigación, se han ido desarrollado año con año en pos del bienestar de nuestros pacientes. La medicina está desarrollando a pasos agigantados una rama a la que llamamos medicina regenerativa, la cual está dirigida como su nombre lo dice a la reparación de los tejidos dañados, involucrando terapia celular e ingeniería de tejidos.

Medicina  Regenerativa, un nuevo campo de estudio en auge, que representa una línea de investigación encaminada a la regeneración de tejidos y órganos, infiriendo tratamientos innovadores y efectivos para afecciones de diferente índole. Este campo en medicina veterinaria representa un recurso en expansión, dado que los primeros tratamientos se han llevado a cabo en nuestros compañeros vitalicios con resultados alentadores, pensando en su futura aplicación para medicina humana.

Bueno pero que es todo esto de la medicina regenerativa, células e ingeniería de tejidos; ¿cómo traducirlo a lenguaje práctico? A lo que se quiere llegar con la medicina regenerativa es a la generación de repuestos biológicos para tejidos lesionados o dañados por alguna falla, y el concepto empieza con la unidad primordial de los organismos, la célula.

Nos centraremos en organismos animales dada la naturaleza del tema. Todas las células de un organismo vienen de una sola, que es la célula generada por la unión de los gametos sexuales, esta célula da origen a las demás células hijas que generan el blastocisto, la mórula, los tejidos extraembrionarios y finalmente el embrión; células que por la señalización química de hormonas se especializan en un proceso orquestado dando origen a un nuevo individuo, el cual posee diferentes tejidos y órganos formados por células (generadas por esa célula primordial) cuyo metabolismo se encuentra comprometido con la función del tejido u órgano en el que se generó.

Estamos hablando de que las células generadas en un individuo por la fusión de los gametos tienen la misma información genética; sin embargo el metabolismo está dictado por la señalización del microambiente celular y ese metabolismo las hace funcionar como células epiteliales, células musculares, hepatocitos, condrocitos, etc.

Las células troncales ó células madre (Stem Cells) pueden ser designadas según su origen. Se clasifican en células troncales embrionarias y células troncales adultas.

Las células troncales embrionarias, son aisladas de tejidos embrionarios y actualmente su uso se restringe a la comprensión del metabolismo celular y el estudio In vitro de modelos experimentales. Hasta este día no se utilizan en pruebas clínicas a no ser que sean modificadas genéticamente por alguna de las herramientas moleculares disponibles.

Las células troncales adultas son células remanentes de esa población celular generada durante el desarrollo del individuo in útero las cuales se encuentran en estado latente, sin una función en especial;  sin embargo cuando existe una lesión en el organismo o son blanco de alguna señalización química, estas células se activan generando citocinas (productos celulares) y especializándose hacia algún linaje celular requerido en el cambio de homeostasis.

Actualmente en México existen muchos grupos de investigación que se han dado a la tarea de estudiar la biología de estas células. Sin embargo, es poco el conocimiento que se ha dado a conocer dado a que la mayoría de todos los proyectos se encuentran en fase experimental. En medicina veterinaria ya se han producido diferentes desenlaces en el uso clínico con pacientes en pequeñas especies y grandes especies así como en fauna silvestre.

Cabe señalar que el tratamiento con células hoy por hoy es puramente autólogo eso quiere decir que las células se obtienen del mismo individuo, generándose una variante de transplantes alogénicos en los cuales los individuos reciben células de algún pariente cercano compatible.

Las células troncales (CT) comercialmente llamadas células madre, pueden ser aisladas de diferentes tejidos en el organismo adulto, dermis, sistema nervioso, muscular, digestivo, tejido adiposo, médula ósea, entre otros; siendo estos dos últimos, las fuentes más accesibles para su aislamiento.

Este tipo de células se encuentran inmersas dentro de la población celular normal en una muestra de tejido; por lo cual es necesario llevar a cabo un proceso de selección; y la razón es muy sencilla; las células maduras, pueden interferir con la actividad de las CT inhibiendo su metabolismo y por lo tanto entorpecer el proceso de regeneración tisular.

En el laboratorio se tienen diferentes métodos que se emplean para aislar la población de células troncales de una muestra y poder manipularlas para su uso autólogo en la clínica veterinaria.

Actualmente, se utilizan en pacientes con fracturas y retardo en el proceso de osificación, lesiones epiteliales tanto de piel como córnea, en pacientes con artritis tanto geriátrica como juvenil; así mismo en lesiones medulares y se encuentra en estudio su aplicación para enfermedades autoinmunes.

Al implantar las células autólogas aisladas pueden actuar de dos maneras: la primera es generar factores de crecimiento que estimulen la proliferación de las células propias del tejido lesionado y la segunda es la posibilidad de generar células hijas capaces de diferenciarse (cambiar su metabolismo) hacia células funcionales del mismo tejido en el que se implantaron; de las dos formas se favorece la regeneración del tejido, reduciendo el proceso de cicatrización sin fármacos.

*El Articulista, es Docente de Medicina Veterinaria y Zootecnia, en la Universidad del Valle de México (UVM)

@UVMMEXICO

@prensauvm 

 

 

 




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.