OPINIÓN. Detalles del ‘Cumple’ de Calderón; Olvídense del Quinto Informe de Gobierno.

31 agosto, 2011

Reviso los detalles de la fiesta de cumpleaños del Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, y siento que al mandatario ya no le causa ningún daño el “qué dirán”, porque de otra forma, la prudencia y el tacto social, le hubieran aconsejado no llevar a cabo una fiesta de tal magnitud, o en su caso, no hacerla tan expresiva, mucho menos difundirla en la Revista “Quién”, la cual se especializa en publicar todo lo que hace la alta clase social.

Estoy de acuerdo que después de haber cumplido su trabajo diario, en días festivos, en sábados y domingos, Calderón Hinojosa, puede hacer de su vida lo que le venga en gana; pero, el mismo mandatario deberá de saber que entre él y el precipicio hay una delgada línea que se puede romper en cualquier momento.

Felipe Calderón Hinojosa, no solamente firmó contrato como Presidente; sino también, como guía moral, como ejemplo a seguir, como  el respaldo de los mexicanos, incluso, sabiendo que estos nombramientos, lo llevarían a niveles de un semi dios.

Sin embargo, hoy día, Calderón Hinojosa, no es ni siquiera un referente político. Ni con Fox, había tanta urgencia ciudadana, para que acabara un gobierno. En 50 años, las próximas generaciones, cuando revisen puntualmente la historia, verán al sexenio 2006-2012 como una muy mala broma del destino.

¿Cuándo se perdió Calderón? La respuesta ni siquiera la tiene él, porque su voz y sus decisiones, son tan poco importantes, que ahora, el país está sumergido entre la ineficiencia política del Secretario de Gobernación y la gandallez policiaca de Genaro García Luna.

(Aquí hago una pausa publicitaria, para que compren el actual número de la Revista “Quién”, y ustedes mismos se den cuenta, cuan estúpido puede llegar a ser un hombre empapado de poder).

Regresando al patético cumple del festejado –a quien sólo le faltó que sus asesores le pusieran el gorrito de niño feliz- llegaron desde Carlos Slim, hasta Enrique Peña Nieto, y nuevamente, aquí me detengo. Felipe Calderón, no tiene el mínimo soporte de inteligencia, pues convocó al hombre más rico del mundo, y al futuro Presidente de la República, a que vieran cómo cae su capacidad política y mental. Supongo también, que los llamó para lavarse las manos, y decirles “ahí componen el changarro”.

Imagen nefasta: Felipe Calderón, arrodillado a los pies de Carlos Slim y de Enrique Peña Nieto. En estos momentos, si hiciéramos una gran manifestación nacional, exigiéndole a Calderón que renuncie ya, créanme que no caeríamos en ninguna exageración.

Este artículo, estaba pensado para reflexionar sobre el Quinto Informe de Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, y vean de lo que terminamos hablando. Bueno, ya no dudo en las acusaciones de alcoholismo presidencial que le ha restregado en su cara, el combativo Gerardo Fernández Noroña.

No hay Quinto Año de Gobierno, no existe la Presidencia de Calderón, no existe él mismo. El “Ejecutivo Federal”, se ha caído por completo, no sé si por las borracheras que difundió el líder izquierdista, o porque su amargura interior lo ha delimitado a sentarse en un sillón de fina piel, y contemplar como Nerón, el incendio de toda una nación.

Mientras tanto, que esto, que el otro… ¡Salud (literalmente) Presidente!

(Por Luis Enrique Rocha)

politicayestilo@hotmail.com

twitter.com/politicayestilo

www.facebook.com/LuisEnriqueRocha




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.