OPINIÓN. El Aborto y sus Infinitas Interrogantes / Por Dalia Osiris Jiménez Carranza.

27 septiembre 2011

Mucho se habla en éstos días sobre unos de los temas más escamados de la sociedad mexicana: el tema del Aborto y su probable Despenalización en dos Estados más de la República Mexicana, San Luis Potosí y Baja California; opiniones a favor o en contra se disputan la razón, entre las redes sociales y en los más concurridos lugares de nuestro entorno. Por supuesto que es un tema muy espinoso y difícil de tocar.

Alguna vez se me acercó, para que le asesorara en su tema a desarrollar, una jovencita que participaría en un certamen de belleza de una fiesta patronal popular; y le propuse que hablara del tema del Aborto; ella gustosa aceptó a sabiendas de que su servidora, como Abogada, le daría un tema sustancioso apoyado en las leyes.

En el transcurso del bosquejo del tema, llegó una tarde de ensayo, algo cabizbaja y me dijo: -Licenciada, cierta persona dice que mi tema ya está muy trillado, que todo mundo siempre habla de lo mismo y que había muchos otros temas a exponer en el concurso; por ejemplo el despunte tecnológico, las redes sociales, la globalización, porque hasta el tema de los migrantes, ya estaba “muy choteado”– (es un mexicanismo que creo que significa: demasiado dicho). Pensé unos instantes y llegué a la misma conclusión a la que llego hoy: No todo está dicho ni hecho en materia del Aborto.

En la mayor parte de los países latinoamericanos, la mayor parte de los africanos, casi todos los países musulmanes de Asia y cinco de los europeos (Bélgica, Irlanda, Malta, Portugal y España) pertenecen a estas dos categorías. Un 8% más habita en lugares donde se permitía el aborto sobre bases médicas amplias. El 64 % restante de la población mundial estaba gobernado por leyes que, o permitían el aborto por razones sociales amplias, como la soltería de la madre y problemas  económicos o lo permitían por petición propia, por lo general dentro del primer trimestre.

Se ha señalado a menudo que, la situación legal del aborto, no es una indicación verdadera de su práctica o disponibilidad. Por ejemplo, en muchos países en los cuales la interrupción del embarazo es o ilegal o permitida para salvar la vida la mujer, las leyes no se hacen cumplir de manera muy estricta, y es fácil conseguir el aborto. Por otra parte hay que dejar claro que el aborto no es necesariamente accesible a todas las mujeres. Y menos aun cuando el nivel socioeconómico es muy bajo.

Durante los últimos 15 años, las leyes referentes al aborto se han liberalizado en muchos países, esto se ha hecho para combatir los índices elevados de abortos ilegales, con sus complicaciones consecuentes, y como reconocimiento del derecho que tiene las mujeres de gobernarsus cuerpos respecto a la maternidad. La Unión Soviética fue la primera en legalizar el aborto en 1920, se reconoció el derecho de la mujer rusa para detener un embarazo no deseado en relación a problemas de salud y por otras razones.

En la República Popular China se aprobó una ley irrestrictiva del aborto en 1975 y, desde entonces, este método se ha vuelto muy popular. Con las insistencia actual del Gobierno Chino respecto a familias de un solo niño y niña, por su política en el control de la natalidad. Además de las sanciones económicas y sociales dictadas para que las familias sólo tengan un hijo a la planificación familiar no es ya un asunto personal, sino que está supeditada por el estado. La influencia de los gobiernos en la decisión sobre el aborto no es exclusiva de China. Aunque la promoción del aborto no es común, las restricciones gubernamentales son muy amplias.

En México, la primera propuesta sobre la despenalización del aborto en el Código Penal Federal y del Distrito Federal, data de 1920, y fue elaborado por un grupo de mujeres feministas quienes en la Convención de Unificación  Penal, celebrada en 1936 presentaron un texto Intitulado “El aborto por causas sociales y económicas” el cual proponía la despenalización completa del aborto, esta propuesta se enmarca por las autoras en un análisis marxista de la situación social de la mujer, propuesta que no llegó a feliz término.

Las estadísticas no mienten, en contrario sentido, me atrevo a decir que se quedan cortas al exponer el número de muertes de mujeres de todas las edades y todos los estratos sociales. Al día de hoy, el tema sigue siendo el mismo que desde hace décadas, en que las parteras o comadronas eran quienes se hacían cargo tanto de ayudar a dar a luz a la madre, como a provocar o practicar Abortos en las penumbras de la ilegalidad; ya ni hablemos de los riesgos que dicha práctica conlleva.

El aborto es una realidad en México: cifras oficiales indican que el 17.8% de las mujeres en edad reproductiva se han practicado un aborto. La ilegalidad no ha impedido que se sigan realizando abortos, pero sí ha conducido a poner en riesgo la salud y la vida de las mujeres. Es por eso que muchos grupos y asociaciones feministas buscan de manera  imprescindible modificar las leyes para que las mujeres dispongan de servicios seguros de aborto y disminuya la intensidad del drama que implican los embarazos no deseados. Todas y todos sabemos que es un Delito común del orden Penal; también sabemos que hay Estados de nuestra República, en los que definitivamente no se observan causas de supuestos legales en donde se especifique en que momentos no es punitivo dicho delito, cuando:

1) El embarazo es resultado de una violación,

2) El aborto es provocado accidentalmente

3) A juicio del médico el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer,

4) El feto tiene malformaciones genéticas

5) De continuar con el embarazo se provocaría un grave daño a la salud de la mujer,

6) El embarazo es producto de una inseminación artificial no deseada, y

7) La mujer tiene razones económicas para interrumpir el embarazo y es madre de tres hijos.

De estas siete razones sólo la primera (por violación) es válida en casi todo el territorio nacional. Veintinueve  Estados contemplan el aborto imprudencial y  Veintiocho cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la mujer. Así, la constante legislativa en nuestro país es no castigar el aborto por violación, ni aborto imprudencial o por peligro de muerte. El resto de las causas de aborto no punible varía de un estado a otro.

A pesar de todo, la prohibición del aborto en México no se cumple, pues en la práctica no se persigue a las mujeres que se practican abortos de manera ilegal. También sabemos, que la práctica del Aborto termina, no sólo con la vida del feto, cigoto, blastocisto o como se le quiera llamar al ser vivo, humano, que se desarrolla en las entrañas de una mujer en edad reproductiva; sino que también termina con la mujer, ya sea por prácticas insanas y violentas en su cuerpo o  por depresión severa, entre otros daños psicológicos.

Se debate mucho este tema, entre los  que proclaman el Derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y los que abogan por el ser humano indefenso que no tiene ni voz ni voto para luchar por su vida, y que sólo y mudo se queda en la oscuridad de un caos social que no entiende y que de ser posible la abrupta y sanguinaria expulsión de su cuerpo en pedazos del lugar que habita, no entenderá jamás.

A manera muy somera, por no ser especialistas, sabemos que Biológicamente la cadena de ADN que desarrolla un embrión humano es única e irrepetible; por lo tanto dicho producto no es propiedad exclusiva de la “madre”, y es por eso que la Constitución Mexicana  dispone tutelar y proteger los derechos de todo ser humano: La vida. Lo que me parece ridículo es que las discusiones frente al mismo se realicen como si se estuviera debatiendo al aborto como un  procedimiento de control natal y que se discuta sin pasar por la muy necesaria ponderación de los métodos anticonceptivos.

Los efectos del aborto.

Efectos físicos: Efectos psicológicos
Esterilidad. Culpabilidad
Abortos espontáneos Impulsos suicidas
Embarazos ectópicos. Sensación de pérdida
Nacimientos de niños muertos Insatisfacción
Trastornos menstruales. Sentimiento de luto
Hemorragia. Preocupación por la muerte
Infecciones Ira/ Rabia

 

A Favor o en Contra de la despenalización del Aborto, las cartas están puestas sobre la mesa. Los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, están en la mira de la población de 1 millón 325mil 152 Mujeres y de 1 millón 260 mil 366 Hombres, en San Luis Potosí. En cuanto a Baja California, hay un total de 1 millón 563 mil 460 Mujeres y 1 millón 591 mil 610 Hombres, a la expectativa. Esta situación, no excluye a los más de 100 millones de personas, conglomeradas en todo el país.

Y sólo la Suprema Corte de México, habrá de decidirsobre la ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD 62/2009, que promueven los DIPUTADOS INTEGRANTES DE LA QUINCUAGÉSIMA NOVENA LEGISLATURA DEL CONGRESO DEL ESTADO DE SAN LUIS POTOSÍ  http://www.scjn.gob.mx/2010/difusion/Documents/ProyectosdeResolucion/AI-62-09-SLP.pdf . Bajo el argumento siguiente: Que la protección de la vida desde la concepción; que las reformas a las constituciones estatales de Baja California y San Luis Potosí aprobaron en 2009, no solamente abre las puertas a la penalización del aborto, sino también a la eliminación de los derechos de las mujeres a hacer uso de métodos anticonceptivos y a impedir las fecundaciones asistidas, que advierten dichos legisladores  que promovieron dichas Acciones de Inconstitucionalidad, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Las preguntas comunes seguirán rondando en el aire:

¿Por qué  se debería legalizar?

¿Cuál es el costo del aborto siendo legal?

¿Cuál es el costo para el gobierno al legalizarlo?

¿Habrá  aceptación general de la sociedad?

¿En qué situaciones será legal?

¿Reducirá la tasa de mortalidad en México?

¿Cuál es el porcentaje de los países donde está permitido el aborto?

¿Estamos realmente preparados para enfrentar un Aborto como tema cotidiano, así como su Despenalización?

*La Articulista, es originaria de San Luis Potosí, egresada de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en la licenciatura en Derecho. Catedrática desde hace 7 años de las asignaturas: Derecho Internacional Público y Privado, Derecho de la Seguridad Social, Derecho Laboral y Económico, Derecho Familiar y Derecho Mercantil, de la Carrera de Derecho de la Universidad de Matehuala, Campus Venado, A.C. Asesor Parlamentario de la Mesa Directiva del H. Congreso de la Unión de la LVII Legislatura en 1999. Asesor Jurídico del Municipio de Venado San Luis Potosí, S.L.P. Del 2002-2003. Apoderada Legal del Despacho Jurídico del Banco HSBC, México.2008-2010. Abogada Postulante en Asuntos del Orden Civil, de Derecho Familiar y Laboral. Ganadora de los primeros lugares en Diversos Concursos Nacionales de Poesía en las Artes de Declamación, Oratoria y Composición Literaria.

 

 

politicayestilo@hotmail.com

twitter.com/politicayestilo

www.facebook.com/LuisEnriqueRocha




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.