Pablo Basáñez, un obstáculo para Tlalnepantla

14 enero 2016

Pablo_basáñez_García

No cabe duda de que uno de los municipios más importantes a nivel nacional, estaba colapsado por la poca inteligencia y la nula eficacia de los anteriores alcaldes, Pablo Basáñez García y Alfredo Martínez González.

¿Jamás pensaron estos “políticos” que su negligencia iba a ser descubierta?

Es terriblemente indignante que la anterior administración, se haya “guardado” una inversión destinada a los servicios más elementales para la ciudadanía, como lo son reparación de baches y mantenimiento de luminarias.

¿Qué se hizo con ese dinero?, es la pregunta que se hacen miles de familias.

El cuestionamiento viene a colación, porque en los primeros días de gobierno de Denisse Ugalde Alegría, ya se hizo lo que no se pudo hacer en casi todo el periodo gubernamental de Basáñez García y de Martínez González.

El bacheo, el servicio de recolección de basura, el cambio de luminarias, y el mantenimiento de espacios públicos, ya cuentan en estos momentos, con un avance del 40 por ciento.

Entonces, si para realizar estos servicios, se necesitaba más voluntad política, que grandes recursos, ¿de dónde sacan Pablo Basáñez y Alfredo Martínez que no tenían dinero para operar?

El gobierno de Ugalde Alegría está por cumplir apenas su primera quincena de gestión, y la Dirección de Servicios Públicos, ya se ha transformado totalmente. Esto simplemente no puede ser. Es totalmente reprobable que esa importante dependencia haya sido abandonada por intereses personales y políticos.

¿Por qué Pablo Basáñez y Alfredo Martínez no ponían de su bolsa para comprar lámparas o al menos gestionar ante los gobiernos federal y estatal la reparación de las principales calles y avenidas de Tlalnepantla?

Ellos prefirieron poner en peligro a las familias, que ver resquebrajada su ganancia monetaria.

Esto sí es una auténtica canallada.

Por eso las auditorías contra Basáñez y contra Martínez González, avanzarán hasta que se descubra por qué las finanzas del municipio siempre operaban en números rojos, pero a la hora de cobrar sueldos, aguinaldos y prestaciones, sí había un súperavit.

Por cierto, ¿el ex tesorero ya estará listo para la tormenta que se le viene o estará preparando una estrategia sólida donde cuente cómo se manejo el dinero de la ciudadanía para favorecer a unos cuantos?

Así las cosas en Tlalnepantla: por un lado, hay alegría de que los rubros más importantes para la ciudadanía, estén restablecidos. Del otro lado de la moneda, sigue el coraje y la molestia contra quienes vulneraron la estabilidad de miles de personas al no entregarles en tiempo y forma sus aguinaldos.

(Editorial)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.

Deja tu comentario

1 Comentario Sobre "Pablo Basáñez, un obstáculo para Tlalnepantla"

150

Pues ojala y le dejen caer el peso de la Leya este ladron que parece que lo premiaron estando como diputado, que poca madre en este pais se premian a los ladrones, corruptos, etc etc y la gente que realmente quiere sobresalir unicamente ve discriminacion e injusticias.

wpDiscuz