Papa Francisco, un alivio para México: UNAM

9 febrero 2016

Papa_Francisco_México_2016

Especialistas de la máxima casa de estudios, coincidieron en señalar que la visita del Vicario de Cristo a México, no servirá de nada en cuanto a recomponer el tejido gubernamental seriamente vulnerado por la corrupción y el narcotráfico.

Sin embargo, enfatizaron que la presencia del Papa Francisco en nuestro país, sí es muy importante tomando en cuenta de que ocho de cada 10 mexicanos son católicos y para ellos el pontífice es un elemento de consuelo.

En conferencia de prensa, Jorge Eugenio Traslosheros Hernández y Yolanda Bernal Álvarez -del Instituto de Investigaciones Históricas (IIH) y de la Facultad de Psicología de la UNAM respectivamente-, argumentaron que el jefe del Estado Vaticano no representa ninguna violación al espíritu laico de nuestra nación.

Traslosheros Hernández, mencionó que el país dispone de un sistema constituyente permanente que ha permitido modificar la Carta Magna y que la evolución del punto analizado se aprecia en tres bloques de reformas constitucionales.

El primero es de 1992 y reconoce por primera vez la existencia jurídica de las Iglesias en la sociedad civil y crea la figura de asociaciones religiosas; el segundo data de 2011 y consolida la reforma en materia de derechos humanos con base en los acuerdos internacionales (ahí la libertad de culto ocupó un lugar crucial).

Esto abrió el camino para que en 2013 se introdujera la elección de fe como un derecho fundamental de los connacionales y definió la naturaleza del Estado mexicano como laico, resaltó.

Por su parte, Bernal Álvarez señaló la existencia de aspectos de orden íntimo, emocional, subjetivos y existenciales presentes en las personas ante la visita del Papa. Estos aspectos, están relacionadas con no poder explicar una realidad angustiante, una situación complicada o momentos difíciles, pues por lo regular se recurre a Dios.

“La religión tiende a funcionar como un mecanismo de compensación en el terreno personal. En México, nuestras condiciones de alta corrupción, impunidad, narcotráfico y violencia hacen necesario algo que nos dé una posibilidad de alivio y tranquilidad”, enfatizó.

La llegada del Papa Francisco a México el próximo viernes 12 de febrero, ha causado una gran movilización en todos los sectores sociales. De hecho, se espera que el arribo de Su Santidad, paralice al país entero dada que su personalidad misma es vista como una fuerte motivación para seguir adelante aún en los momentos más complicados que vive el país.

*Información de la  UNAM




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.