“Peña Nieto, un irresponsable”: Iglesia Católica

6 junio 2016

Enrique_Peña_Nieto_Gay

El clero católico, señaló que la iniciativa presentada por el presidente de la República –de permitir que matrimonios homosexuales adopten a niños-, traería a los infantes consecuencias gravísimas, ya que no se respetaría la dignidad de los niños, además de ponerlos como objetos y no como sujetos de derechos reconocidos por Tratados Internacionales y por las leyes mexicanas.

En una durísima editorial difundida por el órgano informativo, Desde la Fe, la Iglesia Católica agudiza más sus críticas a Enrique Peña Nieto, señalándolo como un “irresponsable”.

“La irresponsable iniciativa del presidente, trastoca un tema delicado y de especial sensibilidad social. Bajo la perspectiva de la opinión pública, no goza de la mayor simpatía y aprobación. Desde la óptica jurídica, sería necesario considerar, primero, la reestructuración y homologación del sistema de adopciones, donde impera una burocracia que socava el derecho de los niños a gozar de ambientes armónicos.

“Hay miles de familias, fundadas por un hombre y una mujer, en espera de adoptar a un pequeño, es a ellos a quienes se les debe dar esta oportunidad. La desafortunada reforma parece correr a la inversa, privilegiando caprichos homosexualistas por conseguir un hijo, como si se tratara de trofeo de ideologías de género. Hay que decirlo con todas sus palabras: esto no es normal ni saludable para ningún niño”, señala la editorial.

La Iglesia Católica, puntualiza que según censos oficiales de 2010, en México había 32.5 millones de niños, entre los cero y los 14 años de edad. El 73.5 por ciento vive con ambos padres en su hogar; 15.9 por ciento sólo con la madre; 1.1 por ciento con el padre, y 3.3 por ciento con ninguno de los dos.

En ese año se había identificado a 30 mil niños, niñas y adolescentes habitando en casas-hogar, orfanatos y casas-cuna de todo el país. Por otro lado, según cifras de la Red por los Derechos de la Infancia en México, había 29 mil niños sin cuidados familiares ni protección institucional alguna.

“Un hijo no se reduce a simple posesión caprichosa ni, como ya se señaló, es un trofeo de las ideologías de género, las cuales reclaman un derecho, que es un falso derecho, porque no existe el derecho de adoptar, sino el derecho humano de ser adoptado, y no por parejas disfuncionales en su sexualidad y afectividad, sino por padres normales que naturalmente deben ser un padre y una madre.

“El proyecto del Presidente de la República que reforma el Código Civil Federal no es una norma justa ni equitativa, ni mira por el bien superior de los niños. Es, por el contrario, una norma profundamente inmoral e injusta que hace de los niños objetos, lo que los convierte en víctimas inocentes” concluye el clero católico en su editorial.

Esta iniciativa de legalizar los matrimonios homosexuales en todo el país, así como el derecho de adoptar a este tipo de parejas, aumenta el descontento social en todos los rincones del país. Sin embargo, esta propuesta de Enrique Peña Nieto –que tiende a ser rechazada por la mayoría de los mexicanos-, se suma a otras igual de fallidas, las cuales han atentado contra la educación, la economía familia, la generación de empleos, y solo han propiciado más violencia, inseguridad y muerte.

(PyE)




COMENTARIOS EN FACEBOOK
(Deja el tuyo)

* Todo comentario será revisado y publicado de acuerdo a nuestras políticas.